El tren accidentado en O Porriño cuadruplicaba la velocidad permitida

stop

Los datos de la caja negra del 'Celta' accidentado el pasado viernes en la localidad pontevedresa revelan que el convoy circulaba a 118 kilómetros por hora en una vía limitada a 30 cuando descarriló

Los vagones del tren siniestrado permanecen de momento en la estación de O Porriño | EFE

en A Coruña, 13 de septiembre de 2016 (14:49 CET)

El exceso de velocidad parece ser la causa del accidente que el pasado viernes acabó con la vida de cuatro personas y dejo cerca de medio centenar de heridos en O Porriño. Así lo confirmó este martes uno de los peritos judiciales designados por la Xunta, Juan Carlos Carballeira, tras asistir al volcado de datos de la caja negra del tren 'Celta' que cubría la ruta entre Vigo y Oporto.

A su salida del acto, realizado en el Juzgado de instrucción número 2 de O Porriño y en el que han estado presentes también representantes de Renfe, Adif y Comboios de Portugal, Carballeira ha afirmado que ya se ha volcado y analizado el contenido de la caja negra instalada por Renfe en el tren y, aunque no ha querido desvelar detalles de los registros, ha confirmado a preguntas de los periodistas que se trata de información "relevante" y que el tren iba con exceso de velocidad.

Si bien estos trenes circulan habitualmente a unos 100 kilómetros por hora a su paso por esta localidad, el pasado viernes se estaban realizando unos trabajos de mantenimiento en la vía principal que obligaron al tren a desviarse a una secundaria, donde debería haber reducido la velocidad hasta los 30 kilómetros por hora. Sin embargo, de acuerdo a la versión de otros técnicos presentes este martes y citados por EFE, el convoy siniestrado circulaba a 118 kilómetros por hora.

Segunda caja negra

Por otra parte, este perito también ha indicado que por el momento los restos del tren siniestrado permanecerán en la estación de O Porriño, a donde él mismo, junto al otro perito –el ingeniero industrial José Manuel Lamela– , se ha desplazado para estudiar los vagones.

Tanto este ingeniero de caminos como el propio Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) han confirmado la existencia de una segunda caja negra del tren, esta instalada por Comboios de Portugal, pero Carballeira ha explicado que su contenido no tiene "tanta importancia".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad