El ‘teatro’ del Congreso deja sin aclarar las dudas sobre Bankia

stop

Campa y Fernández Ordóñez dan sus versiones de los hechos a medias y crean mayor incertidumbre sobre la entidad

Miguel Ángel Fernández Ordóñez comparece en el Congreso

24 de julio de 2012 (19:58 CET)

La crisis financiera pasa a escena en el Congreso y por ahora, tras las comparecencias de José Manuel Campa y Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo), ha sido con más pena que gloria ya que ni uno ni otro han despejado incógnitas sobre la situación de Bankia y otras entidades con problemas.

La fusión entre las antiguas Caja Madrid y Bancaja ha sido el nudo de las comparecencias del número dos de Economía en el Gobierno de Zapatero y el exgobernador del Banco de España. El protagonista del primer acto de la función fue Campa. La ex mano derecha de Salgado sólo ha dejado una frase para el recuerdo en su ‘monólogo’ con los diputados. “La salida a bolsa de Bankia sirvió para que se rebajara la prima de riesgo”.

Los ojos de los portavoces económicos de los distintos partidos políticos se abrieron del duermevela en el que estaban entrando. No se creían lo que había dicho el exsecretario de Estado, más cuando Bankia ha sido el peor valor de todo el Ibex 35 en el último año con una caída superior al 80% y en cuestión de días sus necesidades de capital se multiplicaron por seis hasta los 24.000 millones de euros.

‘Banco bueno’

Campa continuó su actuación pero con un tono menor. Defendió a Rodrigo Rato, pero no tanto como Mafo, e ironizó con la creación del banco malo, algo que le han achacado incluso desde las filas socialistas. “Un banco malo es una transferencia directa de recursos públicos a agentes privados. Aunque a lo mejor deberíamos llamarlo banco bueno, porque todo el mundo está a favor”, sentenció. (Risas)

A la hora de admitir errores, Campa no necesitó la ayuda del chivato escondido para que le recordase el texto. Se sabía el guión a la perfección. “Se han cometido errores y excesos en el sector financiero”, aseguró sin aclarar cuáles o quienes los habían realizado. Eso sí, tuvo el valor de pedir “responsabilidades concretas”.

La experiencia de Mafo

La obra fue in crescendo. Salió a escena el ex gobernador del Banco de España, uno de los principales responsables del desaguisado financiero español, según los actuales responsables del regulador. Mafo, tras seis años en el organismo supervisor, tiene las tablas suficientes para manejarse en el escenario del Congreso.

El ‘público’ esperaba que el supervisor de la banca expusiera las verdades, pero no fue así. Se escudó en la responsabilidad que le conlleva su anterior posición y prefirió el silencio. La reacción no se hizo esperar. No se sabe si Mafo otorgó o esconde cosas. Hay silencios que hablan por sí solos, eso dicen los críticos, por eso el ex gobernador dejó a más de uno con las ganas.

Su ‘amigo’ Rato

Mafo tuvo para todos, pero sobre todo para el actual Gobierno. Su actuación se venía por momentos arriba. “La salida de Rodrigo Rato de Bankia ha sido un error, no era necesario”, aseguró el ex gobernador para afirmar a posteriori que se trata de “una personalidad importante” en el mundo financiero.

Reconoció que se reunió en varias ocasiones con los expresidentes de Caja Madrid y Bancaja antes de la fusión. Mafo les dijo que no se entretuvieran mucho en ello, que si lo tenían decidido fuesen para adelante lo antes posible. El jefe del organismo supervisor de la banca respaldó también la salida a bolsa de Bankia porque contó con la firma de 15 empresas “con profesionalidad y respeto” en España.

No es su decisión

Pero una de las frases más llamativas de la comparecencia fue cuando afirmó que en todo el proceso de reestructuración “se han cesado a 30 presidentes de entidades” y que él solo tuvo que interferir en un caso. “Las decisiones son de los gestores, en el Banco de España no se está para decidir si se fusionan unas cajas con otras, ni para obligarlas en el proceso de conversión a banco”, afirmó Mafo para después asegurar que “no hay pistolas en el Banco de España, como llegó a decir Esperanza Aguirre” sobre la fusión de Cajamadrid y Bancaja.

Este jueves es el turno de Rato que saldrá a escena junto a los ex presidentes de otras dos entidades con problemas, Julio Fernández Gayoso (Novacaixagalicia) y Narcís Serra (CatalunyaCaixa). Además, cerrará la comisión la exministra de Economía, Elena Salgado. ¿Continuará el teatro?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad