El sucesor de Bárcenas reconoce los pagos en ‘B’

stop

Álvarez Cascos y Arenas niegan ante el juez Ruz haber recibido sobresueldos

13 de agosto de 2013 (17:20 CET)

El terremoto Bárcenas sigue sacudiendo las filas del Partido Popular. Este martes, el que fuera gerente del PP en 2009 y 2010, Cristóbal Páez, ha reconocido haber recibido pagos en B tras declarar ante el juez Pablo Ruz durante más de dos horas.

Páez sucedió a Luis Bárcenas en el cargo en 2009 cuando se vio obligado a dejar la tesorería del PP por su supuesta relación con el caso Gürtel. Y una vez en el cargo, el ex gerente recibió dos sobresueldos: uno en abril de 2007 por valor de 6.000 euros y otro en junio de 2008 con un importe similar. En total, un sobresueldo que ascendía a los 12.000 euros.

"Gratifiaciones"

La documentación que  Bárcenas aportó al magistrado instructor del caso el 15 de julio recogía que dicho cobros se efectuaron a modo de “gratificaciones”. Y así lo ha confirmado Páez ante el juez.

La declaración de ex gerente ha sido la segunda de la mañana, tras la comparecencia del cajero del PP Antonio Ortiz, quien ha negado haber tenido conocimiento del pago de sobresueldos con dinero procedente de una contabilidad B.

Sin filtraciones

Pero estas no eran, ni mucho menos, las declaraciones más esperadas del día. Los verdaderos protagonistas han sido los ex secretarios generales Francisco Álvarez Cascos y Javier Arenas. Ambos políticos se han sentado, en calidad de testigos, en el banquillo de la Audiencia Nacional. Y ambos políticos han negado en sede judicial haber recibido sobresueldos.

El político asturiano y el actual número tres de la formación conservadora han respondido a las preguntas lanzadas por el magistrado Ruz sobre la supuesta financiación ilegal del partido. Y lo han hecho durante más de dos horas protegidos por el hermetismo. El juez ha requisado los móviles de los abogados para evitar filtraciones.

Increpados a su llegada

Por separado y con semblante tranquilo, Cascos y Arenas han sido recibidos en sede judicial entre insultos y gritos de afectados por las preferentes. Primero ha declarado el político asturiano, quien llegaba poco antes de las 11 a la Audiencia para abandonar el edificio cuatro horas después.

Bárcenas atribuyó el 15 de julio a Álvarez cobros de 10.000 euros mensuales entre 1994 y 1996 como compensación por su “dedicación al partido”. El sueldo se complementaba con los 4.000 euros que percibía como diputado.

Pagos en ‘B’

A las 15.30 llegaba el turno de Arenas, quien ha tenido que responder ante el juez Ruz si en marzo de 2010 entregó un sobre con 4.900 euros al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, para que éste se lo entregara al presidente del partido, Mariano Rajoy.

Tanto el político asturiano como el andaluz han reiterado en ocasiones haber ejercido como recaudador del PP y haber realizado entregas en metálico como apunta la documentación del ex tesorero.

El turno de Cospedal

La expectación por declaración de los ex secretarios generales se suma a la de la comparecencia a principios de agosto de presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Cogreso de los Diputados para dar explicaciones tanto de la contabilidad en B como de su relación con el ex tesorero, ahora entre rejas.

Este miércoles, será el turno de la actual secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, quien tendrá que repetir la escena ante el juez Ruz y responder por la presunta financiación ilegal que envuelve a los conservadores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad