Imagen de archivo de una protesta contra la precariedad en Atención Primaria

Precarios de la sanidad: así se disparó la temporalidad en el Sergas

El empleo en el Sergas creció en 1.200 personas en seis años, pero reduciendo el personal con plaza y elevando en casi 6.000 los trabajadores temporales

La pandemia llegó a Galicia tras un intenso ciclo de protestas en la sanidad pública por el deterioro de los servicios y las condiciones de los profesionales. La reforma acelerada de la Atención Primaria que puso en marcha el exconselleiro de Sanidade, el exhausto Jesús Vázquez Almuíña, o la rectificación de la Xunta respecto al cierre del paritorio de Verín fueron algunos de los efectos de aquellas movilizaciones que precedieron a la irrupción del coronavirus.

La comisión de reactivación puesta en marcha en el Parlamento para planificar la Galicia post-Covid recuperó los mensajes de las marchas con la intervención de Catuxa Lanjarón, representante de la plataforma Enfermeiras Eventuais en Loita, quien volvió a exponer este viernes la “precariedad” e “inestabilidad” de su sector, donde las enfermeras tardan "una media de 12 años" en conseguir una plaza fija a pesar de aprobar los distintos exámenes a los que se presentan. "No se merecen el personal que tienen", espetó en la comisión. 

Los números le dan la razón. Los datos del Consello de Contas a partir de la cuenta general del Sergas muestran como la temporalidad creció sin freno en la sanidad pública gallega, al menos, hasta 2018, el último ejercicio fiscalizado. En seis años, la Xunta elevó en más de 14 puntos porcentuales el peso de los temporales en el sistema sanitario, mientras las plazas fijas se reducían por miles. Estas son las cifras. 

En 2012, cuando se iniciaba la última etapa de la crisis financiera, el Sergas contaba con 27.862 trabajadores con plaza en propiedad, mientras que los temporales (interino, eventual, sustituto…) eran 9.722, es decir, representaban un 26% del personal.

Las magnitudes siguieron una evolución opuesta y seis años después, a cierre de 2018, los trabajadores con plaza habían caído hasta los 23.097, 4.585 menos; mientras que los temporales se elevaron hasta los 15.554, es decir, 5.832 más. En consecuencia, el peso de los temporales en el conjunto del personal se elevó hasta el 40,2%, 14,2 puntos porcentuales más.

img 20190210 123632 1100x630

Durante ese periodo, la plantilla creció un 3,3% al sumar 1.247 profesionales más. Sin embargo, lo hizo a base de contratos temporales, como evidencia la pérdida constante de personal con plaza.

Atención Primaria vs. Atención Especializada

La temporalidad afecta con más intensidad a la Atención Especializada, donde el personal eventual representaba el 43,1% del total de la plantilla a cierre de 2018. Analizando el mismo periodo de seis años, las plazas en propiedad se redujeron en 3.733, mientras que se incorporaron 4.788 eventuales.

Los datos extraídos de la cuenta general del Sergas muestran que la Atención Primaria tuvo una dotación menor de personal en comparación con la especializada, dicho de otra manera, la mayoría de los recursos fueron hacia los hospitales en detrimento de los centros de salud, que aumentaron un 2,2% su plantilla frente al 3,67% de los anteriores.

El crecimiento también se hizo a base de temporales con la incorporación de 1.044 trabajadores sin plaza fija, mientras que los profesionales con plaza descendían en esos seis años en 852. A cierre de 2018 representaban el 30,58% del personal.

atencionespprim

 

Más temporalidad y más gasto

El incremento constante de la temporalidad no impidió que el gasto de personal del Sergas aumentase, pues en los seis años analizados se elevó un 10,32%, alcanzando los 1.730 millones en 2018, 162 millones más que en 2012.

De esta partida, el gasto en personal estatutario creció un 5,62%, mientras que la partida destinada a personal laboral se disparó un 48,26%.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad