stop

Solo A Coruña logra una lista de integración con predominio de los afines a Pedro Sánchez, que en Pontevedra, Lugo y Ourense impusieron su mayoría

Rubén Rodríguez

Xoaquín fernández Leiceaga y Gonzalo Caballero llegaron a un acuerdo de integración para las primarias a la Xunta del PSdeG

en A Coruña, 29 de mayo de 2017 (06:00 CET)

La voluntad de “integración” que mostraron Pedro Sánchez y sus afines tras las primarias que devolvieron el trono al actual secretario general saltó por los aires una semana después de la votación. Lo hizo en Galicia, que marcó una nota discordante respecto al resto del Estado. Solo A Coruña logró una postura de consenso para elegir los delegados que representarán a la provincia en el Congreso Federal del 17 y 18 de junio. Punto a favor de Julio Sacristán, que como secretario provincial consiguió lo que sus homólogos intentaron sin éxito en el resto de territorios.

Aún habría que darle otro punto en su apoyo a Pedro Sánchez visto el resultado de las primarias. Y es que si la de A Coruña es una lista de integración, también es profundamente sanchista, con 14 de 20 delegados afines al secretario general.

Solo A Coruña logra una lista de consenso, frente a la división en Ourense, Lugo y Pontevedra

Tras la fractura de Ourense y la paz sanchista de A Coruña en los congresillos celebrados el sábado, el domingo deparó otros dos episodios de ruptura. En Pontevedra y Lugo, los afines a Pedro Sánchez impusieron su mayoría tras fracasar los intentos de buscar una lista unitaria con los partidarios de Susana Díaz. Unos y otros intercambiaban este domingo reproches, pero lo cierto es que en el intento de negociación predominaron los vetos sobre el diálogo.

En Pontevedra rompió la posibilidad de acuerdo la posición de Gonzalo Caballero como cabeza de lista. Contrarrelato permanente a la hegemonía de su tío, Abel Caballero, el economista liderará a los 16 delegados pontevedreses del Congreso Federal, un listado que recibió 116 votos a favor y 27 en blanco. Los próximos al alcalde de Vigo renunciaron a presentar nombres y a participar en las votaciones, según Carlos López Font, portavoz del PSOE vigués, porque no quieren “que haya división”.

López Font aseguró que no vetaron “a ninguna persona” y que si no hubo acuerdo fue por la “intransigencia de los pedristas”. Gonzalo Caballero aseguró que plantearon un veto hacia su persona. "Nuestra delegación considera que no se puede hacer futuro con vetos", manifestó. Es uno de los ganadores de la semana de votaciones en el PSOE.

Los partidarios de Pedro Sánchez vetaron a Manuel Martínez en Lugo y los de Susana Díaz a Gonzalo Caballero en Pontevedra

En Lugo sucedió algo parecido. La lista de once representantes está colmada por partidarios de Pedro Sánchez y encabezada por el alcalde de Pedrafita, José Luis Raposo. Recibió el 73% de los votos, después de que los afines a Susana Díaz renunciaran a presentar candidatura. El veto en este caso fue a Manuel Martínez, el diputado que se hizo famoso por romper la disciplina de partido y entregar temporalmente la diputación lucense al PP.

El rodillo sanchista tuvo como consecuencia que buena parte del poder institucional del PSOE en Lugo se quedara fuera de la lista de delegados, de donde desaparecieron el presidente de la Deputación, la alcaldesa de Lugo o los alcaldes de Viveiro y Monforte, que sí figuraban en la pactada. Las ausencias de Darío Campos o de Lara Méndez son llamativas, pues son cargos próximos a Gómez Besteiro y alineados también con Pedro Sánchez en la lucha interna del PSOE.

El PSdeG sigue a la espera de celebrar el congreso autonómico y acabar con el vacío de poder que produjo la dimisión de Gómez Besteiro

Gonzalo Caballero y Rocío de Frutos, la diputada ourensana que mantuvo el “no es no” hasta el final, son las figuras más reforzadas en el sur tras la reconquista de Pedro Sánchez. González Formoso mantiene la posición más sólida en el norte. Las bases socialistas dejan cada vez más fuera de foco a Abel Caballero o a Pachi Vázquez, incapaces de trasladar su discurso al conjunto de Galicia.

No es cuestión baladí, pues el PSdeG sigue a la espera de fecha para el congreso autonómico que tendrá lugar tras el federal. Lo más probable es se retrase hasta después del verano. 

Hemeroteca

PSOE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad