La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, desembarca en Galicia para la campaña electoral del PSOE. E.P.

El PSOE tira de Nadia Calviño para levantar las encuestas en Galicia

La gallega Nadia Calviño, que se postula como presidenta del Eurogrupo, hace campaña en Galicia apelando al consenso para "tener una voz fuerte en Europa"

Este lunes, la televisión autonómica gallega acogerá el primer debate de candidatos de cara a las elecciones del 12 de julio. La mayoría de los cabezas de cartel han suspendido su agenda en la jornada de domingo para preparar el encuentro. No lo ha hecho Gonzalo Caballero, el líder de los socialistas gallegos que, en esta parte de la campaña, ha optado por rodearse de los pesos pesados del Gobierno Sánchez. Caballero, sobrino del alcalde de Vigo, el histórico Abel Caballero, cuenta con un handicap importante: el conocimiento de su figura. El socialista tan solo lleva un año en el Parlamento de Galicia. Además, la crisis del coronavirus disparó la exposición mediática del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a la vez que minimizó la de la oposición. Ante este hecho, los socialistas tienen claro que el mejor aval radica en este momento en Madrid y en los pesos pesados del Ejecutivo central. Si el sábado el presidente Pedro Sánchez desembarcó en Galicia para hacer campaña, este domingo le tocó el turno a la gallega Nadia Calviño, vicepresidenta económica que cotiza al alza después de que haya recibido el apoyo de la canciller alemana Angela Merkel para ser presidenta del Eurogrupo.

En un acto este domingo en A Coruña, el propio Caballero destacó este hecho. "Gallega de origen, tener a Nadia Calviño como ministra de Economía es una garantía en esta crisis económica. Los socialistas sabemos cómo gestionar las cuentas públicas y sabemos cómo usar los recursos para tener un escudo protector frente a esta crisis. Estamos orgullosos del papel de la ministra de Economía, que tiene todas las condiciones para aquello que se proponga", dijo en candidato, en un acto en el que, en varias ocasiones, se trasladó el mensaje de la necesidad de sintonía entre el Gobierno central y el autonómico para poder afrontar la crisis sanitaria, social y económica del Covid-19. 

Calviño pide "consenso" entre administraciones

Con un perfil mucho más técnico que político, Calviño recogió el guante del candidato socialista a la presidencia de la Xunta de Galicia. Sacó pecho de la gestión del coronavirus e incidió en que es necesario "consenso" entre administraciones para poder ser "fuertes en Europa" en un momento en el que España se juega mucho con los fondos para la reconstrucción. "Los ERTEs nos han permitido proteger a trabajadores y empresas, tenemos una importante red de seguridad para proteger también a las familias vulnerables, pero esta reconstrucción no la podemos facer solos desde el Gobierno, necesitamos estar unidos para construir un país mejor, por eso es tan importante que las administraciones estemos alineadas y es tan importante un Gobierno con el que tengamos plena sintonía. Esta es la razón por la que estoy aquí hoy, para apoyar a todos los ciudadanos gallegos a ir a votar, por el cambio", indicó la ministra. 

El discurso va en línea con lo manifestado por el propio Sánchez este fin de semana en Ourense, en un acto en el que se centró, más que en la figura de Núñez Feijóo (al que las encuestas auguran que logrará reeditar su cuarta mayoría absoluta), en el papel del PP de Pablo Casado en la crisis del Covid-19. "El PP lo que hizo fue crispar en lugar de sumar. ¿Cuándo va a arrimar el hombro?", dijo.

El Gobierno y Europa

En su discurso este domingo, Calviño insistió en la necesidad de unidad para posicionarse frente a Europa. "A nadie se le escapa que la envergadura de la crisis a la que nos enfrentamos es tal que necesitamos salir juntos, como mínimo, a nivel europeo", manifestó. "Es necesario un plan de relanzamiento económico y social de cara al futuro, una respuesta europea financiada con deuda europea", dijo. "Esa es la posición que ha venido defendiendo el presidente Sánchez, y, en las próximas semanas, van a tener lugar un conjunto de reuniones muy importantes, al más alto nivel, con el objeto de definir esa solución a largo plazo para la economía europea", añadió.

En este sentido, ha explicado que sobre la mesa hay una "base buena para la negociación" como, en su opinión, supone la propuesta de la Comisión Europa para crear un marco financiero plurianual fuerte para los próximos siete años y, además, añadir un fondo de recuperación económica de hasta 750.000 millones que proporcione créditos y transferencias a los Estados. "Es decir, que nuestro plan de reformas e inversiones, en el que hemos trabajado estos dos años, podrá contar con los fondos europeos y tener una financiación más importante", apuntó.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad