El PSOE regala el sorpasso a Podemos con su división interna

stop

La formación de Pablo Iglesias superaría en cinco puntos a los socialistas tras la salida de Pedro Sánchez, según el CIS

Economía Digital

Susana Díaz, durante su intervención en la reunión del comité director del PSOE andaluz, en una imagen de archivo. EFE/Julio Muñoz
Susana Díaz, durante su intervención en la reunión del comité director del PSOE andaluz, en una imagen de archivo. EFE/Julio Muñoz

Barcelona, 07 de noviembre de 2016 (13:14 CET)

La división interna pasaría una cara factura al PSOE si se volvieran a celebrar elecciones. Según el Barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el partido caería al tercer lugar tras forzar la salida de Pedro Sánchez, quedando por detrás de Podemos, que no sólo superaría a los socialistas sino que les sacaría una ventaja de casi cinco puntos.  

El PSOE caería hasta el 17% en intención de voto, seis puntos menos que en el último Barómetro del CIS, de julio, y 5,7 puntos menos que en las últimas elecciones generales, celebradas el 26 de junio. En cambio, Podemos subiría en casi dos puntos con respecto a la anterior encuesta del CIS y en siete décimas en comparación con el 26J, con  el 21,8% de los votos, sumando sus confluencias.  

En Marea, se mantiene

En el caso de En Marea, el sondeo le da una estimación del voto del 1,6 por ciento, muy similar al que le otorgó en la encuesta preelectoral de junio, cuando lo mantuvo en el 1,7 por ciento y siete diputados.

Finalmente, en junio la coalición de Anova, Podemos y Esquerda Unida obtuvo un 1,44 por ciento de los sufragios y cinco diputados, uno menos que en las elecciones del 20 de diciembre de 2015.

El PP, reforzado

El PP ganaría las elecciones, mejorando en 1,5 puntos sus resultados de junio: un 34,5% de los votos. Ciudadanos bajaría dos décimas, hasta el 12,8%.  

Tras los cuatro principales partidos se volvería a situar ERC, que subiría ligeramente hasta el 3% de los votos, cuatro décimas más que en las últimas elecciones. En cambio, PDECat –la antigua Convergència– perdería tres décimas, con el 1,7% de votos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad