El PSOE paga nóminas del partido con dinero del Congreso

stop

La agrupación cuela como trabajadores del Parlamento a los secretarios de Galicia y Ceuta

Redacción

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, antes de intervenir en el pleno sobre corrupción. I EFE
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, antes de intervenir en el pleno sobre corrupción. I EFE

28 de noviembre de 2014 (17:35 CET)

La caja chica del Congreso de los Diputados da para todo. Además de los viajes de los políticos con fines partidistas o personales, las partidas presupuestarias del Parlamento también soportan los sueldos de cargos de primer nivel en los partidos. Es el caso del PSOE de Pedro Sánchez. El secretario general del partido en Ceuta, José Antonio Carracao, y la secretaria de organización del Partido Socialista de Galicia, Pilar Cancela, cobran del Congreso de los Diputados aunque no ejercen funciones parlamentarias y solo trabajan para el partido, explica El Huffington Post.

Aquejado por una complicada situación financiera, el Partido Socialista también ha camuflado a la directora de comunicación del PSOE, Verónica Fumanal, como asistente del grupo socialista en el Parlamento, según ha desvelado Público. Dado que el secretario general del PSOE también es presidente del grupo socialista en el Congreso, el partido encontró una salida para ahorrarse una nómina.

Unos 3.000 euros por cargo

Tanto el secretario general del PSOE en Ceuta como la secretaria de organización en Galicia cobran unos 3.000 euros al mes con carga a los presupuestos del Congreso. Los socialistas no tienen representación en el Congreso por Ceuta. Ambos políticos apoyaron a Pedro Sánchez en su carrera por la secretaría general de la organización, lo que ha sido interpretado como un pago de favores personales.

El propio Pedro Sánchez había viajado a Canarias y Baleares cuando era diputado por Madrid. Sus traslados fueron pagados por el Congreso aunque el motivo de sus viajes era el de ganar apoyos para su candidatura a la secretaría general, según publicó El Confidencial.

Después del escándalo de los viajes del presidente extremeño José Antonio Monago a Canarias a costa de los presupuestos del Senado, el Congreso aprobó una nueva normativa para un mayor control de los desplazamientos. Los grupos parlamentarios deberán autorizar por escrito los viajes de un diputado a un lugar diferente al de su circunscripción. Cada tres meses se publicarán en la web el coste total de los traslados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad