El PSOE ofrece a En Marea revisar la prórroga de Ence

stop

El documento remitido por los socialistas propone volver a la Ley de Costas de 1987, además de medidas para el sector lácteo, el naval y dinero para la regeneración de la Ría do Burgo

Abel Caballero, Pedro Sánchez y Gómez Besteiro

en A Coruña, 29 de febrero de 2016 (13:56 CET)

Pedro Sánchez mueve ficha. Tras el acuerdo con Ciudadanos, el Partido Socialista ha remitido un documento con propuestas a En Marea, Izquierda Unida, En Comú Podem y Compromís con el objetivo de conseguir su apoyo para la investidura.

La formación gallega, que se pronunció en contra del pacto con Ciudadanos, ve atendidas una parte de sus demandas en la hoja de ruta remitida por Sánchez. Entre ellas, la posibilidad de cerrar la puerta a la continuidad de Ence en Lourizán, aunque enunciada como una revisión, sin garantías reales de que un gobierno del PSOE pueda tumbar la polémica prórroga.

Sólo una revisión 

Los socialistas se comprometen a "recuperar la protección del dominio público marítimo terrestre de la Ley de Costas de 1987 y revisar las modificaciones llevadas a cabo por el Gobierno del Partido Popular y sus efectos sobre el litoral". Ence cimentó su prórroga en la ría de Pontevedra en el marco de la nueva Ley de Costas y, de hecho, dio por hecho su continuidad en Lourizán una vez aprobada ya que cumplía todos los requisitos que exigía la normativa, como quedó demostrado.

Una vez variada la norma general, Pedro Sánchez se compromete a "revisar en ese marco la resolución adoptada por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, por la que se otorga la prórroga de la concesión de ocupación de los terrenos en los que se ubica Ence, en Pontevedra". Es decir, el PSOE se compromete a revisar la prórroga. No es lo mismo que comprometerse a anularla, pero abre una puerta que ya parecía cerrada.

Sanciones para los incumplidores del lácteo

El resto de medidas, que nada dicen del derecho a decidir de Galicia, se centran en el naval, el lácteo y la promoción del gallego. Para los ganaderos, el PSOE se propone garantizar que se cumple el pacto impulsado por el Ministerio de Agricultura a través de un nuevo régimen sancionador para las empresas y distribuidoras que lo incumplan.

El resto de iniciativas ya están incluídas en el actual acuerdo, como la publicación de los precios a los que se compra la leche o la incorporación de la figura del mediador en los contratos entre industria y ganaderos, aunque esta figura sería ahora "obligatoria" en el proceso negociador.

También se compromete a "definir un precio sostenible" para cada eslabón de la cadena de valor, lo que equivale a poner cifra al etéreo concepto de sostenibilidad del actual pacto.

Revisión de las cuotas de caballa y jurel

Las medidas para el sector naval son más vagas. Se habla simplemente de "preservar los activos de sectores industriales estratégicos para España, como es el sector naval, tanto en el ámbito militar como civil, atendiendo a su importancia en la generación de empleo directo e indirecto de alta cualificación".

Se trata más de una filosofía que de puntos concretos, en los que nada se dice del dique flotante que reclamaba En Marea. El PSOE habla de favorecer la implantación de pymes, promover la innovación tecnológica, mejorar la integración entre la base industrial y tecnológica...

También se compromete a "abordar un nuevo reparto más equitativo de los derechos de pesca, y específicamente de las cuotas de caballa y jurel y otras artes en el caladero nacional Cantábrico-Noroeste" y a dotar una "partida presupuestaria suficiente al proyecto de Regeneración de la Ría de O Burgo (A Coruña), para poder proceder a la realización de las actuaciones necesarias para su limpieza y rehabilitación en unos plazos determinados".


¿Galicia como nación? Más cursos de gallego y punto

Respecto a las especifidades culturales y nacionales de Galicia, los socialistas las resuelven con más cursos de gallego en el Instituto Cervantes. "Promover la difusión de las lenguas cooficiales a través del Instituto Cervantes, incrementando significativamente la oferta de cursos en estas lenguas". Es el único compromiso, que iría acompañado de una ley española en defensa de todas las lenguas.

[Consulte aquí el documento completo]

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad