El PSOE ganaría ahora las elecciones al PP por estrecho margen

stop

SONDEO

Mariano Rajoy, este martes en el Senado./EFE/Juanjo Martín

12 de enero de 2014 (12:02 CET)

Con mucha prudencia, sin que se trate todavía de una tendencia. Pero el PSOE podría ganar ahora las elecciones generales con una ventaja muy pequeña, de 1,5 puntos sobre el PP. Ese es el resultado de un sondeo de Metroscopia para El País que el rotativo ha publicado este domingo. El PSOE obtendría el 33,5% de los votos, por el 32% del PP.

El PSOE arrebata esa primera posición por segunda vez en esta legislatura. La primera fue en septiembre de 2013, pero el margen era menor, de sólo cuatro décimas.

El contexto ahora, sin embargo, es diferente. El PP sufre una erosión tras el proyecto de ley sobre el aborto que ha impulsado el ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón. Pero la prudencia se impone al constatar que la pérdida de apoyo del PP se debe a la decisión de una parte de su electorado de pasar a las filas de la abstención. Y esos mismos votantes, cuando se acerque la fecha de las elecciones podrían volver, de nuevo, a las siglas de su partido.

El apoyo de Le Pen, un regalo para el PSOE


Pero, pese a todo, indica que los socialistas se mueven bien cuando disponen de cuestiones sociales en las que pueden incidir. Y el aborto es una de ellas, tras la sorprendente decisión de Gallardón de legislar de forma muy restrictiva, hasta el punto de que no ha concitado apoyos internacionales, o únicamente el de Jean Marie Le Pen, un auténtico regalo para el PSOE.

Por tanto, en la mitad del mandato del PP, los dos partidos se encuentran, de hecho, en una situación de empate técnico. Las diferencias se perciben si se compara con los resultados de las elecciones de noviembre de 2011. El PP pierde, respecto a esos comicios, 12,6 puntos y el PSOE recuperaría 4,8.

En el sondeo de El País se comprueba que los dos grandes partidos han perdido la hegemonía, dejando un hueco a otras fuerzas políticas como IU o UPyD. La coalición de izquierdas que lidera Cayo Lara obtiene el 12,5%, mientras que la formación de Rosa Díez logra el 7,3%.

El precedente de la guerra de Irak

De hecho, lo que se ha producido ahora debería provocar una reflexión en los estrategas del PP. España sigue escorada hacia la izquierda, hacia un centro-izquierda que huye de radicalismos, y en estos momentos la ley del aborto de Gallardón es un radicalismo que los españoles ya no toleran.

Ocurrió con la guerra de Irak, cuando la población española, --y buena parte del electorado del PP—dio la espalda al Gobierno de José María Aznar, con protestas de cientos de miles de ciudadanos en las calles. Y ocurre ahora con un alejamiento de los propios votantes del PP por la ley del aborto.

En el sondeo de Metroscopia también se muestra que los españoles no perciben todavía la recuperación económica. El 89% sigue viendo negativamente la situación económica. El 68% considera que seguirá igual, y el 65% no cree que mejore el paro.

Gallardón, el peor valorado

Y si hay alguna duda sobre la incidencia del tema del aborto, hay que analizar los datos sobre las valoraciones de los miembros del Gobierno. El ministro Gallardón es ya el ministro peor valorado entre los votantes del PP, y le quita esa posición al titular de Educación y Cultura, José Ignacio Wert. Es decir, si se quería contentar al electorado del PP, la operación es un total fracaso.

El tema es que para el PSOE el responsable es Mariano Rajoy, que habría apoyado a Gallardón para que realizara esa reforma del aborto. Pero surge también la posibilidad de que Rajoy quiera sacrificar a Gallardón, desviando toda la atención en estas últimas semanas hacia la ley del aborto. Y de posible adversario interno en el PP, Gallardón pase a ser el gran culpable de la erosión del PP.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad