Inés Rey, la candidata socialista, gana las elecciones en A Coruña / EFE

El PSOE aniquila a las mareas

El ‘efecto Pedro Sánchez’ borra del mapa a las alianzas de Podemos y los socialistas podrían gobernar en seis de las siete ciudades

Caen los primeros bastiones que lograron las llamadas mareas municipalistas en Galicia. La descomposición de En Marea, las divisiones de Podemos y de un buen número de alianzas que habían irrumpido en los Concellos y que esta vez se presentaron por separado en Ferrol o en Ourense, han allanado el camino para el regreso por todo lo alto del PSOE.

Los socialistas gobernarán en cinco ciudades: A Coruña, Vigo, Ferrol, Santiago y Lugo, aunque solo en el feudo de Abel Caballero con mayoría absoluta. El alcalde de Vigo logró 20 escaños de los 27 en disputa en otro resultado histórico. Los pactos decidirán la alcaldía de Ourense, donde los socialistas fueron la fuerza más votada y podrían liderar un acuerdo con Democracia Ourensana, partido absolutamente imprevisible en asuntos de alianzas. En cualquier caso, es toda una resurrección para un partido que en su momento más bajo llegó a situarse como tercera fuerza en la comunidad, superado por En Marea en las últimas autonómicas, y que solo mantenía las alcaldías urbanas de Vigo y Lugo.

El PSOE fue la fuerza más votada en A Coruña, Vigo, Ourense y Santiago; y segunda fuerza en Ferrol y Lugo. Salvo en Ourense, las listas de la izquierda han obtenido la mayoría de apoyos en todas las ciudades. Una vez más, la estrategia de Alberto Núñez Feijóo en las municipales pincha.

[related:1]

Inés Rey, una alcaldesa al margen del aparato

El peso de las marcas ha sido decisivo. Inés Rey, una candidata al margen del aparato del partido, sin apoyos orgánicos, se impuso con claridad a Marea Atlántica, que gobernó durante los últimos cuatro años. No solo el desgaste y los errores cometidos por Xulio Ferreiro están detrás del batacazo. También la ola que llevó al Ejecutivo central a Pedro Sánchez y que hizo que el PSOE ganara por primera vez unas elecciones generales en Galicia hace un mes ayudaron a la que será nueva alcaldesa de la ciudad.

 

Resultados en A Coruña: PP (9), PSOE (9), Marea Atlántica (6), BNG (2), Ciudadanos (1).

 

Al contrario, la caída en desgracia de Podemos, que sigue desfondándose cada vez que se enfrenta a las urnas, restó a Marea Atlántica, que en 2015 contó con el apoyo de Pablo Iglesias en un multitudinario mitin en Palexco, con los ciudadanos castigados por el hostigamiento de la crisis e indignados por los casos de corrupción. El escenario y los apoyos habían cambiado mucho este domingo.

La desunión de la unidad popular

A la crisis de Podemos se sumó la división interna. En Ferrol compitieron hasta tres marcas de la llamada unidad popular. En Ourense otras tres. En la ciudad departamental, Ferrol en Común perdió tres ediles, mientras que Ourense en Común se quedó fuera de la corporación en la Cidade das Burgas.

Del trance se aprovecharon el PSOE y el BNG. Ángel Mato gobernará con toda seguridad en Ferrol con los apoyos de Ferrol en Común y de la formación nacionalista, que regresa a la corporación. En Ourense todo es posible. La llave de Gobierno está en Democracia Ourensana, que podría facilitar el gobierno del socialista Rafa Villarino o buscar otras opciones. El PSOE recuperó tres ediles a pesar de sufrir también una división, con la salida del partido del que fuera su secretario xeral Pachi Vázquez.

Resultados en Ferrol: PP (12), PSdeG (8), Ferrol en Común (3), BNG (2).

Resultados en Ourense: PSdeG (9), PP (7), Democracia Ourensana (7), Ciudadanos (2), BNG (2).

 

El regreso de Sánchez Bugallo y la hegemonía de Abel Caballero

La caída de Compostela Aberta, que perdió la mitad de sus escaños, también sirvió de base para el regreso del socialista Xosé Sánchez Bugallo, alcalde de la capital gallega entre 1998 y 2011. El PSOE obtuvo la mayoría con 10 ediles frente a los cinco de la formación de Martiño Noriega, político al que siempre se atribuyó un brillante futuro, que ahora deberá lidiar con la digestión de este severo correctivo.

Resultados en Santiago: PSOE (10), PP (8), Compostela Aberta (5), BNG (2)

 

En Vigo, sin embargo, nunca hubo dudas. Abel Caballero era alcalde desde la primera encuesta, como lo fue cuando el PSOE atravesaba su peor crisis. El regidor está al margen de los cambios de ciclo, gana por aplastamiento, consiguiendo un resultado histórico en cada elección. En esta ocasión obtuvo 20 de los 27 escaños en juego, tres más que en las pasadas elecciones. Se los arrebató todos al PP, que cayó de 7 a 4.

Resultados en Vigo: PSOE (20), PP (4), Marea (2), BNG (1)

 

Vuelve el tándem PSOE-BNG

La caída de las mareas y la mejor resistencia que ha mostrado el PP a sus alternativas en el lado derecho del tablero dejan un escenario más parecido al de los años previos a la crisis. Solo Ciudadanos ha logrado algo de penetración en Galicia, logrando seis escaños en las ciudades, aunque aparentemente irrelevantes a la hora de conformar gobierno.

No regresa plenamente el bipartidismo, pero sí que volverán los pactos entre PSOE y BNG para alejar al PP de las alcaldías en Lugo, en Pontevedra y quizá en Santiago. Los populares no salen bien parados de estos comicios. Mejoran el resultado respecto a las generales de hace un mes, pero salvan por los pelos su mayoría en la comunidad. En el conjunto del territorio gallego, solo 8.000 votos lo separaron del PSOE, teniendo en cuenta que Ciudadanos y Vox no presentaban candidaturas en todos los municipios y que las fuerzas de izquierda, sumando BNG y las distintas mareas, suman muchas más papeletas que las de la derecha.

Resultados en Pontevedra: BNG (11), PP (9), PSOE (4), Ciudadanos (1).

Resultados en Lugo: PP (11), PSOE (8), BNG (5), Ciudadanos (2).  

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad