El PSOE abre paso a Rajoy

stop

El Comité Federal decide que sus diputados se abstendrán en la segunda votación de investidura

Susana Díaz y Javier Lambán, presidente de Aragón. / EFE

Barcelona, 23 de octubre de 2016 (13:49 CET)

El Comité Federal aprobó que los diputados socialistas se abstengan en la investidura de Mariano Rajoy, y terminar con la parálisis política que ya lleva más de 300 días. Sin los choques y recesos que caracterizan al anterior cónclave político, la votación dio un resultado de 134 votos a favor de la abstención y 97 en contra.

La estrategia del PSOE será votar por la negativa a Rajoy en el primer debate de investidura, y girar a la abstención en la segunda vuelta. Y queda descartada la idea que sólo once diputados sean los que tomen esta decisión, ya que el texto aprobado precisa "el grupo parlamentario socialista se abstendrá".

Ya el clima en el cónclave preveía que el socialismo giraría hacia esta postura, que era fogoneada por la poderosa federación andaluza liderada por Susana Díaz. En el bando contrario, Miquel Iceta al frente del PSC y Francina Armengol (de la federación balear), entre otros dirigentes, llevaron la voz cantante por el 'no' a Rajoy. Esta dirigente dijo, en su intervención, que será una "vergüenza" que el socialista permita la investidura de Rajoy. En tanto, Iceta argumentó que la política del socialismo "quedará gravemente hipotecada por nuestra abstención".

El pánico a ir a elecciones

El sector abstencionista demostró que era mayoría cuando pudo asegurar, tras la propuesta de la gestora, que el ex ministro y eurodiputado José Blanco sea el presidente del Comité Federal.

En sus argumentos, dijeron que el objetivo es "desbloquear la excepcional situación institucional que sufre el país", porque estimaron que ir a elecciones por tercera vez sería "el peor desenlace posible". En diciembre de 2015 el PSOE había alcanzado 90 diputados, el peor resultado de su historia, pero volvieron a derrumbarse en junio al obtener 85 legisladores. Las encuestas ya anticipaban que si se concurría a las urnas el socialismo tendría menos votos y sería superado por Unidos Podemos.

La votación del Comité Federal plantea una división con el socialismo catalán y las otras federaciones, que han piden libertad de voto para expresar su negativa ante un nuevo mandato del Partido Popular. De lo que hagan en la votación que se realizará el domingo 30 de octubre dependerá si se profundiza la crisis del partido.

El ex secretario Pedro Sánchez prefirió no participar en el debate del comité. No se sabe si en el debate de investidura obedecerá la decisión del partido, o si se declarará en rebeldía y votará 'no' a Rajoy.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad