Vista de la Serra do Gontón, donde Gas Natural Fenosa pretende levantar un parque eólico

Los datos del proyecto eólico de la Costa da Morte hacen aguas

stop

Salvemos Cabana denuncia el deficiente estudio de la biodiversidad de la Serra do Gontón, donde Gas Natural Fenosa prevé levantar un parque eólico

Economía Digital Galicia

Vista de la Serra do Gontón, donde Gas Natural Fenosa pretende levantar un parque eólico

A Coruña, 24 de julio de 2017 (13:15 CET)

Solo tres días. Ese el el tiempo que le llevó a Gas Natural Fenosa realizar el trabajo de campo para evaluar la biodiversidad presente en la Serra do Gontón, en la Costa da Morte, donde la eléctrica prevé levantar un parque eólico. El biólogo contratado por la empresa reconoce las limitaciones de los muestreos “al realizarse estos durante el período postreproductivo –se llevaron a cabo los días 16, 17 y 18 de septiembre de 2016– lo cual dificulta la detección de muchas especies reproductoras residentes y de la mayoría de especies reproductoras estivales". Los expertos en la materia recomiendan que dicho plazo de estudio sea de al menos un año.

Ante esta nueva fisura, que se suma a las deficiencias en la afección al hábitat del escribano palustre, una especie en peligro de extinción, o el de dos tipos de murciélagos en status “casi amenazado” detectados en la Serra do Gontón, como son el murciélago grande de herradura (cuya presencia reconoce el estudio aportado por la empresa promotora) y el murciélago pequeño de herradura, que también aparece incluído en la zona por el "Atlas de Morcegos de Galicia", el colectivo Salvemos Cabana considera que la Xunta debería calificarlo como ambientalmente inviable.

Salvemos Cabana cree que la Xunta debe considerar el proyecto eólico como ambientalmente inviable

Así lo harán constar en el documento de alegaciones que presentarán al proyecto, que se encuentra en fase de información pública hasta el próximo 4 de agosto. En este sentido, recuerdan que cualquier desarrollo de energía eólica que implique la instalación de aerogeneradores, las aves y los murciélagos son los que se llevan la peor parte. “El riesgo puede ser especialmente grave para las especies que son longevas, que tienen una baja tasa de reproducción, que son escasas o que ya se encuentran en un estado de conservación vulnerable”, como sucede en este caso.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad