El presidente de Freixenet también pide reformar la Constitución

stop

José Luis Bonet defiende la unidad de mercado y niega que exista un nuevo boicot al cava

El presidente de la Cámara de Comercio de España y Freixenet, José Luis Bonet

Barcelona, 01 de diciembre de 2014 (19:40 CET)

Los partidarios de una reforma de la Constitución para solucionar las reclamaciones nacionalistas catalanas tienen desde este lunes un nuevo apoyo: el del presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet. "Una posible salida (a la cuestión catalana) es una reforma de la Constitución", ha asegurado, "hay posibilidades y una es ésta".

Bonet, uno de los empresarios más destacados de España, ha sido una de las voces del sector más críticas con el proceso independentista capitaneado por Artur Mas. Tampoco ha escondido nunca su proximidad a las tesis del PP, aunque ahora se distancia de las tesis de Mariano Rajoy. El Presidente del Gobierno ha declinado abrir el melón de la reforma constitucional y ha pasado la responsabilidad a los grupos de la oposición. El PSOE, su principal defensor, aún no ha concretado ninguna propuesta.

Más respeto y tolerancia

El presidente de la Cámara de Comercio de España ha pedido que el "consenso" entre fuerzas políticas sea el mayor posible para dar este paso. Asegura que el "Estado de las autonomías ha sido un acierto y ha dado vida a España", pero ha indicado, de forma elíptica, que el modelo tal y como lo conocemos en estos momentos ha llegado a su fin.

A lo largo de su intervención en el Foro ABC, Bonet también ha señalado que lo que hace falta en estos momentos es "respeto por los demás y tolerancia".

Defensa del mercado único

Para el ejecutivo, una de las líneas rojas de la reforma constitucional es el mercado único. "Cuando más grande mejor y el que no lo entienda se equivoca", ha afirmado de forma taxativa.

Y ante los que piensan que su empresa, una de las principales productoras de cava de Cataluña, sufrirá un nuevo boicot en el resto de España, Bonet ha defendido la "españolidad" de la compañía. Reconoce que existe "temor y preocupación" en la dirección por una "situación desagradable". Por ahora, insiste en que no han notado ningún efecto sobre una nueva campaña contra el cava. "Al contrario, este año está siendo bueno", añade.

Internacionalización

La unión no se puede limitar a los mercados. El presidente de Freixenet ha defendido en su conferencia la unidad de los agentes económicos y de las empresas para mantener la senda de recuperación y, sobre todo, la internacionalización.

"La clave es la internacionalización. No es tan fácil pero podemos", ha manifestado. Unas palabras que han levantado cierto murmullo entre los asistentes por la similitud de las palabras con los eslóganes de la formación política liderada por Pablo Iglesias.

El empresario también ha sido preguntado por el ascenso de Podemos. Ha reconocido que la economía española tiene "problemas que resolver", pero que está alineada con otros países desarrollados. "El sistema no tiene alternativa en este momento", ha sentenciado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad