El PP se vuelca en el rural y PSdeG, BNG y En Marea ansían más autogobierno

stop

Feijóo plantea beneficios fiscales para frenar la sangría demográfica frente al resto de partidos, que, aunque también contemplan medidas en ese ámbito, apuestan por la recuperar y gestionar de manera más eficiente los recursos propios

Alberto Núñez Feijóo y Pedro Puy durante la presentación del programa electoral del PP en Santiago | EP

en A Coruña, 09 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

La campaña electoral ya está en marcha. Un tiempo en el que las promesas electorales, como los buenos augurios en Fin de Año, van a sonar como mantras en las voces de los candidatos a la presidencia de la Xunta. Las propuestas en materia económica nunca dejan a nadie indiferente.

Hasta este jueves, sólo PP, PSdeG y BNG tenían accesibles en sus respectivas páginas web sus programas electorales. En Marea, que ya fue desgranando buena parte de sus propuestas en los últimos días, lo dará a conocer este viernes en un acto oficial, mientras que Ciudadanos, además de esperar a estar ya en campaña, alegaba "problemas técnicos" a la hora de colgarlo en la red.

Méritos pasados

Entrando en materia, el Partido Popular de Núñez Feijóo dedica buena parte de su programa económico a destacar unos logros que, como suele acontecer, sus rivales cuestionan con dureza. La reducción de la deuda y el hecho de ser la comunidad más cumplidora en lo que a déficit se refiere es su principal carta de presentación. Además, el actual presidente de la Xunta y candidato a la reelección promete un crecimiento constante del 2,5% del PIB hasta final de la década, en la que el paro quedará fijado en el entorno del 10%, tras la creación de 100.000 nuevos puestos de trabajo. 

Este guiño al empleo, principal preocupación de los gallegos según la última encuesta del CIS, queda eclipsado por sus propuestas para el rural. "Impuestos cero", con esa frase se resume todo. Para el resto, rebaja en el IVA de pañales, productos sin gluten e higiene femenina; mantener las bonificaciones en Sucesiones y Donaciones e IRPF.

Internacionalización

Para dinamizar la economía, fija su estrategia en el conocimiento, la innovación y la internacionalización –promete convertir en exportadoras al 25% de las empresas para elevar la facturación de las exportaciones al 10% del PIB–, con especial atención a la automoción, el textil y el sector agroalimentario. Su intención es acabar la legislatura con la industria alcanzando el 20% del PIB gallego.

Mientras Feijóo marca una línea continuista, sus rivales, a los que el electorado no acaba de identificar, plantean propuestas más rupturistas. Lo primero que piden son más competencias. Así, el PSdeG de Xaquín Fernández Leiceaga reclama el máximo régimen competencial en tráfico, policía autonómica y régimen local.

El BNG va más allá. Proclama el fracaso del modelo autonómico y promueve un concierto económico con una lista interminable de transferencias (Autopistas, aeropuertos, Costas, seguridad vial...) En Marea, que no ha desvelado todas sus bazas, también aboga por una mayor autonomía. En una petición, como en el Parlamento, coinciden todos: la AP-9, para Galicia.

Las propuestas del Bloque y de En Marea coinciden en muchos otros puntos, como la creación de una banca pública gallega, del Instituto Galego de Crédito o del rescate de concesiones, hasta el punto de que el BNG plantea una empresa pública de saltos hidroélectricos que gestione los aprovechamientos que se vayan recuperando. Junto con el PSOE, defienden una fiscalidad verde y la apuesta por las energías renovables. Lo más curioso es que el PP se 'suma' a ellos anunciando la implantación del autoconsumo en Galicia, mientras que su partido en España pone puertas al sol.

Fraude fiscal

Lo que tienen todos claro también es que la mejor manera de recaudar es combatiendo el fraude fiscal. Por ello, se comprometen casi al unísono a reforzar las funciones y el personal de la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga), pero el PP se descuelga cuando se habla de modificar los tipos impositivos para los tramos más altos del IRPF, que las otras tres formaciones prometen subir para un reparto más equitativo de la riqueza.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad