El PP se convierte en un partido clave en Catalunya

stop

ELECCIONES

22 de mayo de 2011 (23:01 CET)

En Badalona con Xavier García Albiol y un duro discurso contra la inmigración, el partido conservador ha conseguido quizás su mejor resultado: un 33,52% de los votos y 11 concejales. Es pues, la primera fuerza política de la tercera población catalana. Le sigue el PSC con nueve concejales, CiU con cuatro e ICV-EUA con tres. En esta localidad para evitar un alcalde del PP se deberían poner de acuerdo los otros tres partidos políticos, lo que augura una negociación larga en los próximos días.

En Barcelona, la llave de la alcaldía también podría tenerla Alberto Fernández, el sempiterno concejal del PP en la capital catalana. CiU tendría finalmente 14 concejales. El PSC 11, el PP nueve, ICV cinco y la Coalición de ERC y otras fuerzas independentistas dos. Si Xavier Trías opta por una mayoría en la que prime el modelo social, los votos del PP le asegurarían la alcaldía, sin problemas. Las otras fuerzas políticas aunque se pusiesen de acuerdo no serían la alternativa, aunque existe una tercera posibilidad, la sociovergencia, el pacto CiU y PSC, pero lo que está claro es que el PP contará y mucho en Barcelona en el futuro.

Tarragona y Girona


En Tarragona, se da una posibilidad parecida. El PSC ha obtenido 12 concejales, seguido de los siete del PP y otros siete de CiU, mientras que ICV ha obtenido un asiento en el pleno local. Las dos fuerzas de centroderecha suman mayoría si pactan, mientras que los partidos de izquierda no lo hacen. La palanca la tiene, pues el PP.

Una cosa similar pasa en Girona, donde CiU es la primera fuerza con diez concejales, seguida del PSC con siete. El PP tiene tres, los mismos que la CUP e ICV queda con dos. Un acuerdo entre CiU y PP daría la alcaldía a los nacionalistas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad