La ministra de Industria, Reyes Maroto / E.P.

El PP salva el plan del Gobierno para Alcoa (pero para modificarlo)

La abstención del PP permite a Reyes Maroto sacar adelante el paquete de medidas para la industria electrointensiva

Aunque aparentemente no servirá de nada a los trabajadores de Alcoa en A Coruña y Avilés, el Gobierno logró sacar adelante este jueves el decreto ley de medidas urgentes para el impulso de la competitividad económica en el sector de la industria y el comercio. En este paquete de medidas están el estatuto del consumidor electrointensivo y el resto de iniciativas del Ejecutivo enfocadas a dotar de un marco energético más estable a la industria, una respuesta a los cierres de Alcoa y de Vestas en León.

El decreto salió adelante gracias a la abstención del PP y se tramitará como proyecto de ley, por lo que los grupos podrán presentar enmiendas. En la votación, el Ejecutivo únicamente sumó, además de los votos del PSOE, los apoyos de Esquerra Republicana, PDeCAT, PNV y Nueva Canarias. Unidos Podemos se abstuvo al considerar que no servirá para evitar que Alcoa despida a los trabajadores de A Coruña y Avilés en enero, en palabras de la diputada de En Marea, Yolanda Díaz. La abstención de Ciudadanos convirtió al PP en cave, pues un voto en contra habría tumbado la norma.

Las tribulaciones del PP

Esa posibilidad de tumbar el decreto ley no fue descartada por los populares durante el debate parlamentario, pero al final optaron por la abstención que permitía respirar al Ejecutivo socialista. En caso de no haber superado la votación, habría sido la segunda vez en democracia que el Congreso hubiera tumbado un decreto ley. El único precedente tuvo lugar también en esta legislatura, pero con Mariano Rajoy en el Gobierno, cuando la Cámara Baja rechazó el primer decreto llevado por el ministro Íñigo de la Serna sobre la reforma de la estiba.

El decreto ley contiene diversas medidas referidas al contrato relevo en la industria, el establecimiento de un estatuto para la industria electrointensiva, el establecimiento de redes de distribución eléctrica, condiciones para la refrigeración o la venta a pérdidas.

El PP prepara una enmienda a la totalidad

El PP justificó su abstención porque no quería poner en riesgo el empleo y el contrato de relevo, pero ya ha adelantado que exigirá modificar toda la parte relativa a la energía. "Modificaremos todo lo que tenga que ver con el sector eléctrico y aquellos aspectos que incidan gravemente en el déficit tarifario", aseguró.

El portavoz del PP, Guillermo Mariscal, anunció que su partido presentará una enmienda a la totalidad con el objetivo de que las medidas de carácter energético no encarezcan la tarifa eléctrica. "Hemos decidido abstenernos para garantizar que todo contrato relevo, que facilita la incorporación de gente joven en las fábricas, y por tanto mejoras de capacitación y competitividad, se podría realizar", apuntó.

"Tenemos que trabajar juntos"

Tras ver convalidado su decreto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, compareció ante los medios de comunicación en los pasillos del Congreso para agradecer los apoyos y las abstenciones, pues cree que se trata de un paso "importante para la industria" y para el desarrollo de "una política industrial del siglo XXI".

"Creo que todos los grupos han entendido que la política industrial es una política de país", subrayó, asegurando que el sentido de voto de los partidos implica que el Gobierno va "en la buena línea". "Ha quedado patente que tenemos que trabajar juntos, tenemos un trabajo conjunto con los grupos", insistió.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad