El presidente del PP, Pablo Casado. Este martes intervendrá en el pleno del Congreso para tratar de las medidas económicas de Pedro Sánchez. /EFE

El PP registra una nueva marca electoral para engullir a Ciudadanos

El PP acude al registro de la propiedad para reservarse un nuevo sello, "Europa Suma", destinado a su gran obsesión: reunificar el centro-derecha

Aunque el camino por reunificar el centro-derecha en España está lleno de obstáculos, tal y como se ha podido comprobar durante la última semana con las negociaciones entre PP y Ciudadanos para pactar coaliciones de cara a las elecciones gallegas y vascas, el partido de Pablo Casado continúa decidido a rehacer este espacio.

Casado ya puso en circulación durante la última campaña de las elecciones generales el proyecto de España Suma, con el que pretendía aparcar las siglas del PP e integrar a Ciudadanos. No logró el objetivo, aunque se apuntó algún tanto como conseguir el voto de la exUPyD Rosa Díez.

No logró ir de la mano de Cs, pero consiguió algo más valioso en realidad: la debacle electoral de Ciudadanos, que, desde entonces, mira de forma muy distinta la posibilidad de coaligarse con el PP.

Ya se sabe que el náufrago busca siempre una tabla donde sobrevivir. A Inés Arrimadas no le gustaba el papel, sin embargo, y quiso fingir que tenía fuerzas para bracear sin necesidad de corcho alguno. Pero la heroica escena ha durado poco tiempo y la líder del partido naranja ha terminado agarrada a la primera boya colocada por Casado, la del País Vasco.

Lo llamativo es que en plenas negociaciones con Ciudadanos, el PP ha querido registrar una nueva marca electoral. Lleva por nombre Europa Suma y la solicitud ya está formulada desde ayer, viernes, en el boletín de la propiedad industrial.

El podscast de La Plaza de esta semana analiza las relaciones de PP y Cs a partir del minuto 28

El PP cursó la petición en el registro horas antes de cerrar el acuerdo con Ciudadanos para la coalición vasca. Eso, claro, si nada vuelve a torcerse porque el líder del PP vasco, Alfonso Alonso, considera inaceptable que la dirección nacional de su partido haya ofrecido dos posiciones nobles en las listas a Ciudadanos, cuando el punto de partida de los naranjas en el País Vasco es el extraparlamentarismo.

Casado, sea como fuere, consideraba crucial este acuerdo en el País Vasco para dar forma a la reunificación del centro-derecha. Para colocar la primera piedra de una alianza que ve esencial para que su partido recupere Moncloa. Y también para hacer visible un detalle: el signo de la suma, el signo +, que para el líder del PP es tanto como una victoria ideológica.

El acuerdo en el País Vasco allana enormemente el camino para repetir el experimento en Cataluña. Será una nueva batalla porque volverá el pulso por las listas.  El asunto, sin embargo, es precipitado porque no habrá reparto alguno sin antes colocar sobre la mesa las encuestas y la fecha electoral de las catalanas, todavía en el aire.

[related.2]

Entretanto, el PP sigue el camino de registrar marcas electorales en la línea de reunificar el centro-derecha. Comenzó a hacerlo el pasado mes de agosto, tal y como avanzó Economía Digital, y ya lo hizo con la idea de que Cs notara su aliento.

La ideóloga del proyecto, Cayetana Álvarez de Toledo, resumió así el objetivo: "Es el camino: el camino es la unión de los afines, la coalición por lo común. Hay fuerzas políticas que se dedican sistemáticamente a dividirnos en colectivos , ya sean lingüísticos, territoriales, sexuales... y ahora hay que buscar lo que nos une, trabajar por lo común, por lo que nos hermana, nos acerca y nos permite salir adelante como país".

Y en eso sigue el PP. Ahora con Europa Suma.

Un artículo de Marcos Pardeiro / Cristian Reche

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad