EL PP hace suya la 'doctrina Zapatero' sobre medicamentos

stop

Los farmacéuticos presionan a Sanidad para que dé marcha atrás en la nueva política de precios y vuelva al modelo anterior

Farmacia

18 de octubre de 2012 (21:23 CET)

El Ministerio de Sanidad ha cedido a las presiones de los farmacéuticos y está negociando con el colectivo una reforma sobre la última política de precios aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Las nuevas normativas implantadas este año dieron lugar a múltiples episodios de desabastecimiento en todo el país.

Con unas farmacias que no atraviesan su mejor momento debido a los impagos de las administraciones --las farmacias catalanas han convocado huelga para el día 25 y las valencianas aseguran que están al borde del colapso-- el Gobierno parece dispuesto a dar marcha atrás y dejar de primar la dispensación del medicamento de precio más bajo y regresar al modelo anterior, que defendió José Luis Rodríguez Zapatero.

Sistema más restrictivo

La cartera que dirige Ana Mato impuso la obligación al farmacéutico de dispensar el medicamento con la tarifa más baja. Esta medida supone financiar sólos los fármacos de los laboratorio que lo ofrecen más barato, lo que ha desatado una guerra de precios entre los fabricantes.

Hasta entonces el reparto se hacía siguiendo otros criterios que se denominaban “de precio menor”. Cada seis meses se efectuaba una revisión de precio de los fármacos, en donde quedaba marcado el precio menor que se hallaba haciendo una media entre los tres medicamentos que ofertaban una cifra más económica.

En la actualidad, además de primar solo el precio más barato, las revisiones de precios se efectúan mensualmente. La farmacéutica que oferte el medicamento con menor valor es el que debe ser dispensado en las boticas cuando alguien acuda con una receta. Sin embargo, la industria farmacéutica tiene un período de repesca, en el que puede rebajar sus medicinas, hasta igualar el precio más bajo y poder así optar también a la dispensación.

Puntos conflictivos


Este sistema ha producido tensiones en el sector farmacéutico. En primer lugar, los laboratorios más pequeños o incluso los extranjeros han sido los que han ofrecido las mayores rebajas en sus precios. Esto provocó episodios de desabastecimiento a principio de verano, ya que estos fabricantes no tenían suficiente stock para llenar los estantes de todas las farmacias.

Y, además, comenzó a imperar una política de precios a la baja, que puso en pie de guerra a la industria del medicamento y la falta de previsión al revisarse las tarifas mensualmente. Ahora, todas las esperanzas del sector están en las negociaciones que, aseguran, se están manteniendo con el Ministerio.

“La revisión mensual del precio de los medicamentos es muy incómoda. En un periodo de tiempo tan pequeño que resulta muy complicado hacer una correcta gestión de los stocks”, aseguran desde la patronal del medicamento genérico, la Aeseg. “También sería conveniente que el medicamento que marque el precio más bajo esté ya en el mercado, ya que se han dado casos en que la referencia no estaba a la venta o no tenía stock suficiente ”, añaden.

El sector, a la espera


“La verdad es que no sabemos de forma cierta si van a tener en cuenta todo lo que le hemos dicho esperamos que sí. Desde luego, el sistema de precio menor trajo muchos problemas de desabastecimiento en las farmacias que nosotros comunicamos y que es necesario que se subsane”, explica el presidente de la Fefe, la Federación Española de Farmacias, Fernando Redondo.

Asimismo, el Colegio de Farmacéuticos de Valencia aplaude que el Ministerio esté estudiando cambiar el modelo actual porque es un grave problema que ya se suma a otros que sufre el colectivo --como los impagos del Gobierno autonómico--. La situación insostenible de algunos boticarios requiere de medidas urgentes que contrarresten la asfixia económica.

Desde Sanidad, el director de la Cartera Básica de Servicios del Miniterio, Agustín Rivero, sólo avanza que se está preparando una “actualización del decreto actual que tocará los precios de referencia y algunos medicamentos desfinanciados” y prefiere no dar detalles hasta que las negociaciones finalicen.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad