El presidente de Vox, Santiago Abascal; el líder del PP, Pablo Casado; y el de Ciudadanos, Albert Rivera, han posado junto a otras personalidades en la concentración en la plaza Colón de Madrid contra el diálogo de Pedro Sánchez con los independentistas c

El PP debate si ganó Casado, Feijóo o solamente la izquierda

Dirigentes del partido consideran que Casado se impuso a Abascal, pero discuten si su discurso gustó más a la izquierda que a sus propios votantes

Pablo Casado convirtió la moción de censura de Vox en el momento simbólico de su alejamiento del partido de extrema derecha, aliado necesario en los gobiernos del PP en Madrid, Murcia y Andalucía. “Hasta aquí hemos llegado”, sentenció el líder de los populares, confirmando el giro hacia el centro que inició con el relevo de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz en el Congreso y el ascenso de perfiles más moderados, como Cuca Gamarra o Ana Pastor.

Casado castigó a Santiago Abascal vistiéndolo de antieuropeísta y arcaico, un trumpista ante el eventual ocaso de Trump, y dentro del partido están satisfechos al entender que anuló la trampa hilvanada por el líder de Vox en forma de moción de censura. La otra virtud del discurso del líder del PP fue contentar a grandes medios de comunicación, que proclamaron el regreso de los populares como partido de Estado en plena crisis del coronavirus.

¿A quién atrae el discurso de Casado?

Pero dentro de las virtudes, la decisión de Casado, que comunicó a los diputados la tarde anterior a la votación y que, según las fuentes consultadas, tomó de manera “personal”, tiene muchos matices. Dirigentes y diputados del PP consultados por este medio identifican al menos dos. Unos alegan que no está claro si el discurso gustó más a la izquierda o a los propios votantes del partido. Pablo Iglesias y Adriana Lastra felicitaron a Casado en el Congreso en sus turnos de palabra posteriores a la intervención del presidente del PP.

“Tenemos un perfil de votante mayor. El que se fue a Vox no va a volver por ese discurso y el que se quedó quiere que hagamos oposición al gobierno de Sánchez, no entrar en debates sobre la naturaleza de la derecha”, apuntan fuentes del partido, que admiten que el escenario abierto con la moción de censura era peliagudo y que el PP sale mejor parado de lo que se esperaba en un principio.

Competir por los votos de centro

El segundo matiz es que, si efectivamente Génova está dispuesta a hacer un viraje al centro, la tarea de recuperar votantes es todavía más difícil. Señalan otras fuentes populares que la única bolsa de votos que queda es ya muy pequeña y está en Ciudadanos. En cambio, atraer papeletas que ahora apoyan al PSOE consideran que solo puede hacerse en el largo plazo. El problema es que la presión interna es elevada debido a la mala evolución de las encuestas.

En todo caso, descartan que el ‘no’ de los populares a la moción de censura implique una ruptura definitiva con Vox. A día de hoy es imposible pues del apoyo de la formación de Santiago Abascal dependen tres gobiernos autonómicos.

El giro que pedía Feijóo

La posición de Casado parece confirmar el cambio de rumbo que pidió públicamente Alberto Núñez Feijóo y la llamada ala moderada del partido. Sin embargo, la fortaleza interna de Casado no sale especialmente reforzada, señalan las mismas fuentes. El presidente de la Xunta no es uno de sus afines ni hay una especial confianza entre ambos. Por otro lado, sí que puede aumentar la presión desde la derecha más dura del partido y por parte de Cayetana Álvarez de Toledo.

Al final, señala un diputado del Partido Popular, a “quien más benefició la moción de censura fue a la izquierda”. Añade que la dureza de la pandemia y de las medidas para ponerlo freno, así como la intensidad de la crisis económica en 2021, puede reforzar aún más a Vox a la hora de atraer el voto indignado.

En todo caso, matizan, es necesario esperar uno o dos meses para conocer el verdadero efecto de la moción de censura en los partidos.

El próximo martes, Casado reúne a la ejecutiva del PP para explicar su decisión respecto a Vox y pedir que se fortalezca al partido como única alternativa al Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos. 

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad