El PP aprueba en solitario el PGOM de A Coruña entre acusaciones de especulación

stop

PSOE y BNG se quejan de un "aumento de la edificalidad" con respecto al documento inicial

06 de agosto de 2012 (19:24 CET)

El pleno del ayuntamiento de A Coruña aprobó de forma provisional su nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) con los únicos votos a favor del Partido Popular y entre las críticas de la oposición, que ha denunciado un "aumento de la edificabilidad" respecto al documento inicial.

Socialistas y nacionalistas también han considerado "inadecuada" y "oscurantista" la aprobación provisional del documento, al llevarse a pleno en el mes de agosto y sin la presencia del portavoz del Grupo Municipal del BNG, Xosé Manuel Carril, ni del de Esquerda Unida-Os Verdes, César Santiso.

Por su parte, el teniente de alcalde de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Martín Fernández Prado, ha vuelto a defender el contenido del plan. Según explica, busca promover "la rehabilitación e incorporar zonas verdes". En concreto, Prado ha indicado que el ratio de espacios libres será "de 26,6 metros cuadrados por cada 100 construibles".

El documento será remitido ahora a la Xunta para su aprobación definitiva.

Polémica


Fernández Prado ha vuelto a fijar "en un 30%" el incremento de edificación prevista en el PGOM durante su vigencia y en 14.000 las viviendas en régimen de protección.

Además, ha destacado la supresión del fuera de ordenación de edificios por altura y volumen, al tiempo que ha defendido el proyecto del Agra de San Amaro con el que, según el edil, "ninguna edificación eliminará las vistas a la Torre de Hércules".

La oposición rebatió cada uno de los puntos defendidos por Prado. Así, la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Mar Barcón, criticó que el documento supondrá "35.000 viviendas más previstas" y advirtió que habrá un aumento de la edificabilidad "a la carta en varios lugares de la ciudad".

Por su parte, la nacionalista Ermitas Valencia, ha calificado de "regalo a los promotores" las modificaciones introducidas en el proyecto urbanístico del entorno de la Torre de Hércules, asunto que durante la intervención del edil de Medio Ambiente suscitó las críticas de una parte del público asistente al pleno, vecinos de Adormideras, que gritaron en varias ocasiones "No a la especulación" y fueron desalojados.

Cesión de la Fábrica de Tabacos

En la misma sesión plenaria, se aprobó, también con el respaldo único de los populares, la cesión a la Xunta de Galicia del edificio de la Fábrica de Tabacos como futura sede judicial, así como un expediente modificativo de crédito por importe de 3,9 millones de euros.

El grupo de Gobierno tampoco tuvo el apoyo de la oposición en este asunto, ya que tanto PSdeG como BNG entienden que la cesión supone "un regalo a cambio de nada".

Por el contrario, el portavoz municipal, Julio Flores, ha acusado a los socialistas de no haber querido "nunca" rehabilitar el edificio y ha insistido en que la propiedad volverá a ser del Consistorio coruñés cuando "deje de servir" para usos judiciales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad