El poder del ejecutivo de Camps en manos de la mujer que ha dirigido su campaña

stop

NUEVO GOBIERNO

Francisco Camps

21 de junio de 2011 (22:00 CET)

Francisco Camps ha hecho borrón y cuenta nueva. Y ha aplicado sus primeras medidas de recorte. De tres vicepresidencias ha pasado a una. La que ostenta la mujer que ha dirigido su campaña electoral, la actual portavoz del Gobierno. Un persona de su absoluta confianza, que ejerció como voz del Consell en los momentos más duros del caso Gürtel.

También se mantienen en el nuevo Gobierno de Camps dos de los consejeros más eficientes, Serafín Castellano, al frente de Gobernación, y Maritina Hernández, responsable de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua.

Las incógnitas han quedado despejadas en Economía, Industria y Comercio, que dirigirá el economista valenciano Enrique Verdeguer, director general de Información e Inversiones del ICEX. En Hacienda y Administraciones Públicas, se queda el histórico y hasta ahora eterno aspirante, José Manuel Vela, que era secretario autonómico de Economía y Presupuestos.

Al frente de la nueva Conselleria de Educación, Formación y Empleo queda el joven ex alcalde de Teulada, José Císcar, abogado, diputado autonómico, y anterior delegado del Consell en Alicante. En Sanidad estará el médico Luis Rosado, anterior secretario autonómico de Sanidad, y de Infraestructuras.

De Territorio, Medio Ambiente y vivienda se encargará Isabel Bonig, alcaldesa de la localidad castellonense de Vall d'Uixò. Jorge Cabré, fiscal de la Audiencia Provincial de Alicante, y anterior secretario autonómico de Justicia, será el conseller de Justicia y Bienestar Social. La actual directora de Canal 9, Lola Johnson, será la nueva voz del Gobierno valenciano, además de consellera de Turismo, Cultura y Deporte.

Camps ha prescindido de sus anterios vicepresidentes y hombres fuertes en economía e industria, Gerardo Camps, a quien ha situado en Madrid, y Vicente Rambla, de quien ha dicho que confía en que se incorpore a la vida privada. Tampoco sigue el conseller que más tiempo y con más presidentes ha trabajado, Rafael Blasco, que ejercerá como portavoz de los populares en el parlamento valenciano.

Camps ha explicado que el nuevo ejecutivo está dispuesto a trabajar y asumir el esfuerzo de austeridad que requiere la actual coyuntura económica. “Es un gobierno para los próximos cuatro años, y después pienso volver a presentarme", ha señalado.

Sesión de investidura

A las 11 y cinco minutos ha entrado el líder popular en el hemiciclo valenciano entre los aplausos de su grupo parlamentario. Es su tercera legislatura. Su cara reflejaba satisfacción. Ha obtenido de nuevo una mayoría absoluta que le garantiza gobernar con tranquilidad. “No hay reto más importante para un valenciano”, ha comenzado diciendo Camps, que se ha calificado como un gobernante prudente.

“Somos un gran un gran pueblo y así lo hemos demostrado a lo largo de nuestra historia. Soy consciente de la enorme responsabilidad que significa que los valencianos hayan vuelto a confiar, de nuevo, en mi proyecto, que es la Comunidad Valenciana”, ha añadido el líder popular. Camps ha seguido agradeciendo a sus votantes que hayan renovado su elección. “Me comprometo a seguir la línea que los electores han trazado”, ha señalado.
 
Camps ha abogado por un cambio de mentalidad para demostrar a los valencianos que su ejecutivo tiene capacidad para afrontar la situación. “En estos momentos debemos estar a la altura de lo que los valencianos nos están exigiendo. No debemos tener miedo a los cambios. Nos tienen que ver decididos, con fortaleza”, ha señalado.

El presidente de la Generalitat ha dicho que la microeconomía será la base del trabajo diario del nuevo Consell. Y el ahorro, el objetivo para seguir creciendo y “mantener nuestra sociedad del bienestar”. Cada línea presupuestaria será revisada, cada iniciativa testada”, ha adelantado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad