El plan B del PP en Santiago: “crear un nuevo Gobierno”

stop

El Concello decidió pagar la defensa del edil imputado en la ‘Pokemon’ tras “un pequeño debate”

Redacción

Los concejales de Santiago Amelia González, Juan de la Fuente María Castelao, María Pardo, Cecilia Sierra, Francisco Noya, y Luis García Bello, al comienzo del juicio por prevaricación | EFE
Los concejales de Santiago Amelia González, Juan de la Fuente María Castelao, María Pardo, Cecilia Sierra, Francisco Noya, y Luis García Bello, al comienzo del juicio por prevaricación | EFE

19 de mayo de 2014 (15:17 CET)

Han finalizado las declaraciones de los siete ediles del Concello de Santiago procesados por aprobar en junta de gobierno pagar la defensa al concejal Adrián Varela, imputado en la Operación Pokemon. El extraño escenario que vive la capital gallega, cuyo alcalde también acumula imputaciones, mantiene en vilo al grupo de Gobierno que ya ha puesto una alternativa sobre la mesa si los tribunales no le son favorables. La teniente de alcalde, Reyes Leis, expresó su confianza en que los siete concejales salgan libres de los cargos que se les imputan y anunció que existe “un plan B”. Este pasaría por “crear un nuevo Gobierno”.

"Evidentemente, crear un nuevo gobierno con el equipo que podamos contar, sería la solución. Como comprenderás no es algo que, ni siquiera estoy yo informada de quien estaría en ese gobierno", ha añadido, a preguntas de los medios, al ser preguntada por el camino que adoptarían en caso de salir sentencia condenatoria. "No queremos llegar a tener que usar ese plan B", ha matizado la teniente de alcalde.

La pequeña reunión


Reyes Leis acudió a los juzgados como muestra de apoyo a sus compañeros de Gobierno. Allí se produjeron, una tras otra, las declaraciones de los ediles ante el juez, un proceso que se alargó más de tres horas y que arrojó algunas contradicciones. El concejal de Fiestas del Ayuntamiento, Francisco Noya, reveló que la junta de gobierno acordó pagar la defensa del edil imputado, Adrián Varela, tras “un pequeño debate”. Una decisión que consideró “conforme a derecho”. También señaló que no tenía demasiada confianza en Varela debido a “discrepancias en general”.

Por su parte, María Pardo, portavoz del gobierno de Santiago, reconoció que "no era el momento administrativo oportuno" para analizar si se cumplían los condicionantes legales para aprobar el pago de la defensa al edil y calificó la decisión de “enorme error político”.

Feijóo pone tierra de por medio


Mientras los siete ediles declaraban ante el juez, arreciaron las críticas de la oposición al presidente de la Xunta, a quien piden que dé un golpe sobre la mesa de su partido para poner orden en Santiago. Pero además de por la posible ‘ingobernabilidad’ de la capital gallega, el viaje de Feijóo por España en plena campaña de las elecciones europeas ha servido para subir los decibelios de la discusión.

Primero Méndez Romeu, el parlamentario del PSdeG, ha censurado “la huida” del presidente de la Xunta para evitar tener que dar "explicaciones" sobre el "escándalo". Ana Miranda, la candidata del BNG al Parlamento Europeo, también acusó a Feijóo de "abandonar el país" para "marchar a promocionarse y ganar méritos dentro del PP a costa de Galicia", por lo que le ha calificado de "presidente emigrante". "Esto demuestra claramente cuánto le interesa y le importa Galicia a Feijóo, que a la mínima oportunidad hace las maletas y marcha", censuró Miranda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad