El personal sanitario se harta: encierro en el nuevo hospital de Vigo

stop

Comisiones Obreras, CIG y el sindicato de enfermería denuncian el déficit de plantilla y material en el Álvaro Cunqueiro que obliga a "suspender operaciones"

Encierro en el hospital Álvaro Cunqueiro

en A Coruña, 30 de septiembre de 2015 (14:28 CET)

El personal sanitario del área de Vigo ha iniciado este miércoles un encierro en las instalaciones del Álvaro Cunqueiro. La tensión alrededor del nuevo hospital sigue al rojo vivo, tras la multitudinaria manifestación en defensa de la sanidad pública que recorrió las calles de la ciudad olívica a comienzos de septiembre. Comisiones Obreras, CIG y el sindicato de enfermería SATSE han coincidido en calificar de "estafa" las nuevas instalaciones, horas después de trascender que el centro desvía trasplantes de médula a Santiago por falta de personal.

En declaraciones a los medios, el presidente de la Junta de Personal, Ángel Cameselle (CC.OO.), ha explicado que "no hay más que problemas", y que ya no solo se trata de la reducción de camas y quirófanos, o del precio "abusivo" del aparcamiento, sino que el déficit de recursos humanos y materiales "está obligando a suspender operaciones". Los sindicatos se quejan de que las continuas quejas trasladadas a la gerencia del hospital y a la Consellería no son atendidas. La representante de la CIG, María Xosé Rodríguez, ha subrayado que, pese a las denuncias de la plantilla, "la Inspección de Trabajo y el gerente no han dado señales de vida".


Traslado precipitado

La representante del sindicato de enfermería SATSE, Malules Carbajo, ha atribuido todos los problemas en el nuevo hospital al "desastre" que supone hacer "un traslado superprecipitado". Las consecuencias, ha advertido, son suspensiones de operaciones, falta de personal en servicios como Hematología y Urgencias, problemas con la esterilización, o derivación de pacientes para transplante de médula.

"Hay que tener poca vergüenza, y la conselleira de Sanidade y el gerente tenían que haber dimitido ya. Estamos todos desesperados y el nivel de estrés es total", ha apuntado. "Teníamos mucha necesidad de un hospital adecuado, y lo que nos han dado es una sucursal", ha concluido, al tiempo que ha insistido en que no se cumplen los ratios de personal para garantizar la calidad asistencial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad