El Papa Francisco abre la puerta al matrimonio sacerdotal

stop

El máximo pontífice asegura que el celibato es una regla de vida pero no es un dogma de fe

El Papa Francisco proclama santos a Juan XXIII y Juan Pablo II /EP

27 de mayo de 2014 (10:36 CET)

El Papa Francisco habla sin tapujos de las cuestiones más delicadas de la Iglesia Católica. Desde el abuso de menores --que lo califica de misas satánicas-- hasta el papel de la mujer. El último y controvertido tema que ha abordado para abrir la puerta al debate ha sido al celibato sacerdotal, una tradición milenaria.

Hace unos días, un grupo de 26 mujeres pedían al Papa que se acabara con este estado sacerdotal para poder casarse con los curas a los que aman. Durante el viaje a Tierra Santa, Francisco no se había pronunciado al respecto. Pero en el viaje de vuelta, y rodeado de periodista, el máximo pontífice ha defendido la soltería de los sacerdotes aunque ha afirmado que la puerta está abierta al cambio.

“El celibato es una regla de vida que yo aprecio mucho y creo que es un regalo para la Iglesia, pero ya no es un dogma”, ha asegurado en el viaje de vuelta a Roma.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad