El otro fracaso de las Europeas: la encuesta del CIS

stop

La falta de tino de los pronósticos electorales hace cuestionar la metodología utilizada en los estudios de opinión

26 de mayo de 2014 (13:20 CET)

La encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, fue otro de los grandes fracasos de la jornada electoral del pasado domingo para elegir los representantes al Parlamento Europeo. El estudio de opinión, elaborado en abril, antes del inicio de la campaña electoral para el Parlamento Europeo, erró en buena parte de su pronóstico.

El estudio, elaborado con 2.500 encuestas, daba al Partido Popular como ganador indiscutible de la cita con una intención de voto del 31,9%, seis puntos más de lo obtenido en las elecciones. El Partido Socialista obtendría un 26,2% según el CIS, tres puntos más de los votos que logró.

La sorpresa de Podemos

Pero el gran fracaso de la encuesta del CIS reside en no haber concedido ni un solo diputado a la agrupación Podemos liderada por el profesor universitario Pablo Iglesias, que ha sido uno de los grandes triunfadores de la jornada electoral, con el 8% de los votos (1,2 millones) y cinco diputados.

El CIS no le otorgaba ni el 0,1% a la agrupación que logró concentrar el descontento con el sistema bipartidista y que ascendió como cuarta fuerza política en España, tercera en Madrid.

Metodología


Los resultados comienzan a ofrecer dudas de si la mitología del CIS se adapta a las nuevas realidades sociopolíticas del país. Según la encuesta, el error real era del 2% y las entrevistas fueron seleccionadas para lograr una muestra representativa de los estratos socioeconómicos de la población española.

No es la primera ocasión en que las encuestas reciben un batacazo similar o superior al de los partidos políticos. En 2012, casi todas las encuestas pronosticaban una subida espectacular a Artur Mas (CiU) para lograr la mayoría absoluta que diera vía libre al plan independentista. El resultado de las votaciones fue un descalabro del partido de Mas y una pérdida de 12 diputados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad