El nuevo ministro de Fomento pidió en julio una comisión de investigación sobre Angrois

stop

Ínigo de la Serna aprobó, como alcalde de Santander, una moción para reclamar que se aborden las causas del accidente del Alvia en sede parlamentaria y se depuren las posibles responsabilidades políticas

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, jura su cargo ante el Rey

en A Coruña, 04 de noviembre de 2016 (12:27 CET)

El pasado mes de julio, el entonces alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, respaldaba una moción aprobada por unanimidad por el Ayuntamiento cántabro en la que pedía "al futuro Gobierno de la Nación" una comisión de investigación en sede parlamentaria sobre el accidente del tren Alvia en 2013 en la curva de Angrois "para establecer posibles responsabilidades políticas" por un siniestro en el que perdieron la vida 80 personas y más de un centenar resultaron heridas.

Paradojas de la vida, de la Serna ostenta ahora la cartera de Fomento, con responsabilidad sobre la red ferroviaria española, y el departamento del que dependen Adif y Renfe. Sucede a los gallegos José Blanco y Ana Pastor, ambos muy cuestionados por las víctimas del siniestro, por su implicación en la inauguración y posteriores cambios efectuados en la línea que une Ourense con la capital gallega.

Que no quede en el olvido

Precisamente, la Plataforma Víctimas Alvia 04155 fue la que impulsó el texto al que dio luz verde por asentimiento el Consistorio santanderino, a cuyo frente estaba el actual titular de Fomento, que recoge, entre otras cosas, que "un suceso tan grave no puede ni debe quedar en el olvido de las instituciones públicas y de los responsables políticos", y sostiene que "por ello es necesario indagar en las causas y responsabilidades penales y políticas que pudieran derivarse de dicho accidente ferroviario".

La apertura de una comisión de investigación en sede parlamentaria para establecer posibles responsabilidades políticas ha sido una de las reivindicaciones fundamentales de las víctimas desde que ocurrió el siniestro en la curva de A Grandeira, pero el PP y el PSOE, tanto en el Parlamento gallego –esgrimiendo falta de competencias– como en el Congreso de los Diputados, no permitieron que saliese adelante, frente a reiterados intentos de BNG y AGE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad