El nuevo hospital de Vigo va de protesta en protesta

stop

A las quejas por el alto precio del aparcamiento se unen ahora la mala planificación de los traslados y los recortes en servicios y personal

Protesta de trabajadores del Sergas frente a las obras del Novo Hospital de Vigo | CIG

en A Coruña, 25 de agosto de 2015 (17:01 CET)

Apenas han transcurrido unas semanas desde su apertura, pero el nuevo hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo parece haberse abonado a las protestas. Este martes han sido los sindicatos y organizaciones que integran la plataforma 'SOS Sanidade Pública' los que han criticado los "graves problemas" que afectan al centro hospitalario.

Para este colectivo, la construcción del nuevo hospital, su desarrollo y su funcionamiento están "llenos de irregularidades legales". Su portavoz, Manuel Marín, ha advertido además de que los recortes en servicios, recursos, equipamiento y personal "van a condicionar gravemente su calidad, funcionamiento y acceso de los pacientes y familiares".

El aparcamiento trae cola

Precisamente los accesos y, más concretamente el aparcamiento, es otro de los "puntos calientes" del Álvaro Cunqueiro. Este lunes, un nutrido grupo de trabajadores y usuarios del centro llegaron a colapsar el puesto de control con sus reclamaciones. Denuncian, entre otras cuestiones, el hecho de que no se acepten tarjetas de crédito como medio de pago, la escasez de plazas para profesionales, la mala planificación de los abonos para trabajadores eventuales o el alto precio del servicio (1,86 euros la primera hora para el público).

Fue también en la jornada del lunes cuando se realizó el traslado de los 50 primeros pacientes del área de psiquiatría desde el Hospital General. En opinión de la plataforma, "la mala planificación, la improvisación y las deficiencias" han marcado la dinámica de estos traslados. Por ello, han decidido convocar una rueda de prensa para este miércoles con la Junta de Personal del Área en la que expondrán estos problemas, así como "las medidas de movilización" para hacerles frente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad