El juez imputa a toda la junta del gobierno de Ourense de 2009

stop

Ex concejales del PSOE y del BNG comparecerán ante el juez en septiembre, entre ellos, el actual alcalde, Agustín Hernández y el ex regidor Francisco Rodríguez

Francisco Rodríguez anuncia su dimisión como alcalde de Ourense

30 de julio de 2014 (22:20 CET)

Toda la junta de Gobierno de Ourense del año 2009, primera etapa del bipartito formado por PSOE y BNG, tiene cita en los juzgados. El juez ha llamado a declarar en una doble jornada, el 17 y el 18 de septiembre, a nueve políticos de ambas formaciones, algunos de ellos ya retirados. Nuevo golpe a una ciudad agitada primero por el caso de los paneles, que quedó en nada, y después por la investigación de la Operación Pokemon, que acabó con la dimisión del entonces alcalde Francisco Rodríguez.

El juez vuelve a llamarlo ahora a declarar junto a su sucesor en el cargo, Agustín Hernández, en el proceso que investiga la legalización de una céntrica urbanización ourensana y el pago de una indemnización a una particular de de 358.000 euros. Están acusados, al igual que el resto de ex concejales, de un presunto delito de prevaricación. El ejecutivo alega que había informes técnicos que avalaban ambas decisiones.

Los imputados

La denuncia partió de otro de los partidos que conforman la actual corporación municipal, Democracia Ourensana. Entre los imputados, además del alcalde, están las ediles Ana Garrido y Marga Martín.

También están cuatro exediles del BNG --Alexandre Sánchez Vidal, Andrés García Mata, Isabel Pérez y Marta Arribas González--. A estos se une el exconcejal socialista Demetrio Espinosa Mangana. Además, la actual concejala Áurea Soto ya ha declarado, mientras que el otro imputado es el abogado y asesor el gobierno socialista Carlos Hernández, que también ha prestado declaración.

Lo que da un total de 11 imputados, de los cuales nueve declararán entre el 17 y 18 de septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad