El juez decreta un año más de agonía para Adif por su responsabilidad en Angrois

stop

Andrés Lago decide declarar compleja la causa ante la necesidad de informes periciales que pueden prolongar el período de instrucción

Un tren Alvia pasa al lado del convoy siniestrado | EFE

en A Coruña, 08 de junio de 2016 (12:40 CET)

El juez que instruye la causa que investiga el accidente del tren Alvia en Angrois en julio de 2013 tendrá como tope hasta el 6 de junio del próximo año para cerrar una investigación en la que, de momento, el conductor es el único imputado, aunque la Audiencia observa indicios de que Adif no realizó la correcta evaluación de riesgos en la curva del accidente.

Este es uno de los motivos que llevó a la reapertura del proceso ya que, de haberse evaluado correctamente, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dependiente del Ministerio de Fomento, hubiese adoptado mayores medidas de seguridad en la zona donde se produjo el siniestro.

Plazo ampliado

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Andrés Lago, contará por tanto con un plazo superior al general de seis meses que fija la nueva ley de enjuiciamiento criminal. Dispondrá de 18 meses a contar desde el pasado 6 de diciembre de 2015 para cerrar la instrucción.

Lago destaca en el auto que declara compleja la causa que "la presente investigación se centra en la posible perpetración de varios delitos de homicidio por imprudencia grave profesional", lo que "entraña una especial dificultad a la hora de esclarecer este tipo de delitos".

Periciales

Asimismo, el instructor apunta en su resolución –contra la que cabe impugnación mediante interposición de recurso– que la investigación "implica la necesidad de recabar informes periciales que dificultan, por su tardanza, la conclusión de la instrucción dentro del plazo general de seis meses".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad