El Gobierno torpedea la difusión del informe de la UE sobre Angrois

stop

Un recurso de última hora retrasa la decisión sobre la publicación del documento hasta el 8 de julio

Familiares de las víctimas de Angrois en la tribuna del Congreso | EFE

en A Coruña, 21 de junio de 2016 (13:03 CET)

El Gobierno ha sabido jugar sus cartas para evitar que la Agencia Ferroviaria Europea haga público el informe del accidente del tren Alvia en Angrois antes de las elecciones. Lo ha hecho a través de una alegación que ha llevado al presidente del organismo europeo, Josef Doppelbauer, a notificar a los afectados que la decisión sobre su difusión no se conocerá hasta el próximo 8 de julio.

Así se desprende de los correos intercambiados entre Doppelbauer y el presidente de la Plataforma Víctimas Alvia 01455, Jesús Domínguez, en los que el responsable de la agencia europea señalaba que necesitaba aún "más tiempo" para clarificar si es posible atenerse a las excepciones que contempla la regulación comunitaria sobre transparencia para no divulgar el informe.

Lo que también ponían de manifiesto los correos es la posible influencia negativa que el informe podría tener en el proceso judicial que se sigue en España, ya que constataba, entre otros aspectos, la falta de independencia de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF).

En respuesta a esto, este lunes 20, Domínguez mostró su disconformidad con que esta alegación de última hora está, a su juicio, "diseñada para impedir la publicación", algo que ve en la línea del "bloqueo" de la creación de una comisión de investigación parlamentaria por parte del PP y el PSOE.

Desesperación entre las víctimas

La contestación de las víctimas no se hizo esperar. Domínguez, trasladó al presidente de la Agencia Ferroviaria Europea la "desesperación" de los familiares y supervivientes por conocer la verdad sobre el siniestro que el pasado 24 de julio de 2013 causó la muerte de 80 personas y dejó heridas a más de un centenar.

En este sentido, el presidente de la plataforma asume la espera, pero arremente contra la alegación presentada por el Gobierno, "diseñada para impedir la publicación", algo que, a su juicio, va en la línea del "bloqueo" de la creación de una comisión de investigación parlamentaria por parte del PP y el PSOE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad