La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. EFE/ Emilio Naranjo

El Gobierno se moja: Alemania votará a Calviño para el Eurogrupo

El Gobierno, que todavía no ha presentado oficialmente su candidatura, prevé contar con el apoyo de Francia, Italia o Alemania

El Gobierno ve a Nadia Calviño como nueva presidenta del Eurogrupo. Fuentes gubernamentales han asegurado a Europa Press que la candidatura de la vicepresidenta de Asuntos Económicos (que todavía no ha sido presentada oficialmente) es “la mejor” y confían en que sea la vencedora.

Según revelan estas fuentes, el hecho de que se estén apurando los plazos para lanzar formalmente su candidatura se debe a que los planes de España sólo podrían frustrarse si apareciese un rival que desbancara a Calviño, de modo que no se dará un paso adelante mientras no existan plenas garantías de que será la elegida.

En este sentido, el Ejecutivo cree contar con el apoyo de Alemania, Francia e Italia, entre otros, a la candidatura de Calviño, si bien ninguno de sus respectivos ejecutivos ha expresado ese respaldo de forma pública.

Sus rivales

Calviño cuenta también con el respaldo de los propios partidos de la oposición (PP, Vox y Ciudadanos), que consideran que la ministra coruñesa representa la cara más ortodoxa en el plano económico del Gobierno de coalición.

Por ahora no se conoce ningún candidato formal a relevar al portugués Mario Centeno al frente de la presidencia del Eurogrupo, pese a los supuestos intentos de los países del norte de formar una alianza en torno a alguno de los dos nombres que han sonado como posibles alternativas a Calviño: el luxemburgués Pierre Gramegna -que ya fracasó en una elección anterior y el irlandés Paschal Donohoe, que actualmente ejerce su cargo como ministro en funciones.

Pros y contras

Por su parte, desde fuentes comunitarias aseguran que la “reputación de Calviño es irreprochable", pero "también tiene un perfil muy pronunciado" . Sus ocho años en las instituciones europeas, sus contactos en Bruselas y su papel de contrapeso de Podemos en el Consejo de Ministros hacen que la española gane posibilidades si decide presentar su candidatura. A su favor también debería sumarse, a su juicio, el hecho de que la presidencia del Eurogrupo seguiría con su eventual nombramiento en manos de un país del sur del bloque comunitario y de la familia socialdemócrata, aunque es cierto que Calviño no está afiliada al PSOE, algo que también ocurre en el caso de Centeno.

En su contra jugaría el hecho de que España vaya a ser, junto a Italia, una de las economías más afectadas por la crisis de la Covid-19 en un momento en el que las reuniones del Eurogrupo girarán en buena medida en torno a la respuesta europea a la pandemia. "Los polos en los debates no deberían asumir posiciones europeas, es difícil que sean creíbles como constructores de puentes", apuntan otras fuentes consultadas.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad