Playa de Caveiro en Porto do Son / E.P.

El Gobierno se arma un lío con el aforo de las playas

La normativa exige liberar una franja de seis metros desde la orilla en pleamar, lo que deja sin espacio a muchas playas del Atlántico

Si a lo largo de la semana fue la Xunta quien la pifió al proponer un sistema de cita previa para ir a la playa, ahora es el Gobierno central quien tampoco acierta con la normativa para regular el aforo en los arenales. Las normas publicadas en el BOE para explicitar las medidas de prevención a tomar en la fase 2 de la desescalada establecen que los baños están permitidos siempre que se mantenga la distancia de seguridad.

Para calcular el aforo máximo en cada arenal, se considera que cada bañista ocupará una superficie de arena de cuatro metros cuadrados. Sin embargo, al cálculo hay que restarle una franja de seis metros de superficie “a contar desde la orilla en pleamar”.

El problema de dicha franja es que en muchas playas gallegas se quedarán sin superficie útil para acoger a los bañistas. “Creemos que es un modelo pensado para el Mediterráneo”, dijo Feijóo, explicando que la pleamar no es igual en el Cantábrico y en el Atlántico. “En la práctica, supone vetar buena parte de los arenales de Galicia”, dijo el presidente de la Xunta.

El mandatario autonómico explicó esta situación a Sánchez, en la que muchas playas no podrán ser utilizadas por más de “cuatro o cinco personas”. Según trasladó, el presidente del Ejecutivo se comprometió a estudiar un posible cambio. Feijóo propuso que se diferencie el aforo según las horas de bajamar y pleamar.

Extremar la limpieza en las zonas comunes

La reactivación de las playas exige que se refuerce “la limpieza y desinfección de los aseos garantizando siempre el estado de salubridad e higiene”, según indica el BOE. Su uso, al igual que vestuarios y duchas, estará limitado a una persona salvo en casos que se necesite de asistencia. Las tumbonas también deberán desinfectarse en cada cambio de usuario.

Los ayuntamientos asumen la tarea de limpieza y desinfección de los arenales y podrán establecer otro tipo de restricciones siempre y cuando mantengan la gratuidad en el acceso. También se colocarán carteles informativos para recordar las normas de prevención e higiene.

Los establecimientos como chiringuitos o bares ubicados en las playas se regirán por las mismas limitaciones establecidas para los locales de hostelería.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad