Las nuevas oposiciones reciben una ola de demandas en toda España. En la imagen, un examen de oposiciones en Canarias.

El Gobierno obstaculiza su propio plan de reducción de interinos

stop

El Gobierno de Mariano Rajoy y las autonomías traban y dilatan su propio plan para bajar la precariedad de los trabajadores públicos

en Madrid, 20 de febrero de 2018 (05:00 CET)

El Gobierno de Mariano Rajoy y los gobiernos autonómicos de todo signo político comienzan a poner las primeras trabas para desarrollar el propio pacto que firmaron sindicatos y gobiernos en marzo del año pasado para reducir la precariedad entre los trabajadores públicos y recortar el número de interinos.

Después de una década en la que se frenó a toda costa la contratación de nuevos funcionarios a través de las ofertas públicas de empleo, el Gobierno ha aceptado reducir el porcentaje de trabajadores interinos y bajo condiciones de precariedad. Se trata del 25% de la fuerza laboral del sector público, según denuncian los sindicatos, una cifra elevada que ha sido reconocida por el propio Gobierno.

El Gobierno y los sindicatos CCOO, UGT y CSIF firmaron un acuerdo para reducir los elevados índices de popularidad del 25% al 8%. Pero ahora, los representantes de los trabajadores comienzan a percatarse de que el Gobierno y las comunidades autónomas extienden las fechas y aseguran que no todas las plazas prometidas deben ser incorporadas en las próximas ofertas de empleo.

Ahorro en nóminas

“La administración pública está asumiendo algunas lógicas propias de la empresa privada. Mientras más trabajadores temporales tenga una empresa, mayor flexibilidad tendrá para reducir turnos o áreas de negocio”, explica José María Ruiz, secretario de enseñanza pública no universitaria y que ha asistido a las negociaciones con el gobierno para reducir el número de interinos.

“Si el gobierno mantiene una alta tasa de trabajadores interinos, puede eliminar una línea en una escuela o desplazar a los profesores a otros centros educativos. Eso siempre resulta mucho más barato que tener toda la plantilla fija”, agrega.

Sólo en plazas para profesores de primaria y secundaria, Madrid ha sacado 5.000 plazas menos de lo que le correspondería, y la Comunidad de Murcia sacará a concurso 1.000 plazas por debajo de lo prometido, según los datos del sindicato.

“Hay unas causas económicas claras. Con los profesores interinos, muchas comunidades autónomas se ahorran el pago de los meses de julio y agosto, que corresponden con las vacaciones escolares”, explica el portavoz sindical.

Los sindicatos han explicado que deberán presionar a las administraciones para que cumplan en tiempo y forma los compromisos a los que llegaron el año pasado.

Temporalidad disparada en Cataluña y Baleares

Los índices de interinos es muy superior en algunas comunidades como Cataluña (cerca del 40%) y Baleares, que supera ese porcentaje. Además, con la convocatoria a las nuevas oposiciones algunas comunidades autónomas como Madrid y Asturias cambian los baremos, es decir, las posiciones en el listado que la administración utiliza para contratar al personal interino.

“Hemos pedido que haya un método de contratación diferente para los interinos. Ellos no tienen que demostrar su capacidad porque llevan hasta 20 años en sus puestos de trabajo. La única diferencia es que lo hacen bajo condiciones de precariedad laboral”, explica Voro Benavent, portavoz del sindicato STES, mayoritario en la educación pública.

El Gobierno asegura que el plan de reducción de la temporalidad de los interinos se reducirá del 25% al 8%, pero en 2022.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad