El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde. EFE

El Gobierno ningunea a la Xunta con las ayudas de Alcoa

El conselleiro de Economía ve una “falta de respeto” que el Gobierno “obvie” a la Xunta en la presentación del estatuto del consumidor electrointensivo

Nuevo enfado en San Caetano con el Gobierno de Pedro Sánchez, esta vez, a cuenta de la presentación del estatuto del consumidor electrointensivo. El conselleiro de Economía, Francisco Conde, reprochó al Ejecutivo central que “obvie” a la Xunta en la reunión para presentar el paquete de ayudas para abaratar el coste eléctrico de la industria. Son medidas clave para Galicia, donde además de en la planta de Alcoa en Lugo, tendrán incidencia para Ferroatlántica, Megasa, Celsa o Showa Denko.

Precisamente, debido al impacto que tendrá el estatuto en la industria asentada en territorio gallego, Conde consideró “sorprendente” que el Gobierno “aísle” a la Xunta. "En un tema que llevamos trabajando durante muchos meses, en el que la Xunta ha trasladado propuestas concretas al Gobierno y, lamentablemente, pretende una vez más obviar, anula a la Xunta y a todos los gallegos", dijo el conselleiro.

Munición para Feijóo

Para Conde, "estos aspectos de falta de respeto a Galicia, de falta de respeto a los trabajadores, no se debería producir en un estado democrático". "El Gobierno debería cambiar sus formas", ha reivindicado para recordar que "la semana pasada tampoco" se convocó a la Xunta "a una reunión en el Ministerio con los ex trabajadores de Alcoa en A Coruña y hoy una vez más no se invita a la Xunta a conocer el contenido de este estatuto".

Las palabras del conselleiro de Economía ahondan en la posición de confrontación de la Xunta respecto al Ejecutivo central, que ha conformado la línea discursiva principal del equipo de Núñez Feijóo en su camino hacia las elecciones autonómicas de este año.

La planta de Alcoa en Lugo, se la juega

La puesta en marcha del estatuto del consumidor electrointensivo es clave para el futuro de la planta de Alcoa en San Cibrao (Lugo), la última de aluminio primario de España. La multinacional norteamericana advirtió que con las medidas propuestas por el Gobierno en el borrador inicial del estatuto la factoría sería inviable.

Conde apuntó que empresa y trabajadores acumulan "un año" de espera y "un año de promesas incumplidas". "Esperamos que haya una concreción sobre si realmente Alcoa San Cibrao va a tener una respuesta en términos de precio eléctrico competitivo con el borrador que se va a presentar esta tarde", concluyó.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad