El ministro del Interior Juan Ignacio Zoido. EFE-FA

El Gobierno: "Han liquidado cualquier vestigio de democracia"

stop

El Gobierno critica la maniobra de la Generalitat para cambiar de nuevo las reglas de juego en el último momento

en Barcelona, 01 de octubre de 2017 (14:03 CET)

El Gobierno sale al paso después del cambio de reglas del juego de la Generalitat por sorpresa al anunciar a primera hora de la mañana que se podría votar en cualquier colegio y llevar las papeletas impresas. Así, Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, ha calificado la maniobra de “farsa”. Millo ha añadido que “es la primera vez en la historia en que 45 minutos antes de la votación se cambian las reglas del juego”.

Asimismo, el ministro del interior, Juan Ignacio Zoido ha reprochado la actitud del Ejecutivo catalán: "Sin censo, con papeletas de casa, sin sobres y en el colegio que a cada uno le de la gana. Si el 6 y 7 fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral". Además, ha informado en su cuenta de Twitter de las primeras actuaciones de la policía. 

La policía empieza a intervenir

Los especialistas de la Guardia Civil, Policía Nacional y CNI han iniciado los trabajos para intentar bloquear la aplicación del censo universal. La policía se ha llevado las urnas en colegios como los de BalmesTibidabo, Palau de Sant Andreu de la Barca y Ramon Lllul, mientras que han bloqueado el acceso informático en otros. 

Las fuerzas y seguridad del Estado han intervenido después de que los Mossos no hayan impedido la votación en algunos centros electorales. La policía catalana ha evitado desalojar los centros educativos a pesar de la orden judicial del TSJC.

Fuentes de Moncloa han lamentado que "los Mossos tenían la orden judicial de impedir la celebración del referéndum ilegal, pero lamentablemente no ha sido así en la mayoría de los casos". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad