El Gobierno gana tiempo para pedir el 'rescate'

stop

CONSEJO EUROPEO

Rajoy, durante la rueda de prensa tras el Consejo Europeo

19 de octubre de 2012 (14:34 CET)

El Consejo Europeo ha dado el primer paso para la unión bancaria y fiscal. Los países de la Unión Europea han dado el visto bueno a la creación de un supervisor bancario único basado en el Banco Central Europeo (BCE). Con ello, se ha puesto en marcha la recapitalización directa de la banca.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado en rueda de prensa, con cara de satisfacción, que España ha respaldado esta medida aunque no es algo que “urja especialmente a España”. Rajoy ha asegurado que el rescate bancario tendrá un impacto en la deuda de solo cuatro puntos del Producto Interior Bruto (PIB), por lo que "no es la preocupación más importante del Gobierno de España".

Sin tomar la decisión

Este paso dado por Europa ha servido para que España vuelva a tomar aire de cara a un posible rescate al país. El Gobierno quiere asegurarse un mínimo de estabilidad futura en el caso de que pida la ayuda al BCE.

Rajoy ha asegurado que no tomará la decisión de pedir o no el rescate en función de las presiones de otros países, y ha vuelto a insistir en que la decisión aún no está tomada.

Sin presión

"Lo que un presidente no puede hacer de ninguna manera es actuar bajo presión", ha dicho Rajoy en la rueda de prensa tras el Consejo Europeo. El presidente ha señalado que no ha habido presiones en Europa, sino opiniones con "conocimiento de causa" que dicen una cosa u otra. "Las opiniones son libres, una cosa es opinar y otra decidir", ha dicho.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en que hará lo que más convenga a los españoles y lo comunicará cuando llegue el momento.

Merkel se quita de en medio

La canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido de que "no habrá recapitalización directa retroactiva" para los bancos españoles y ha negado que esta decisión responda a sus intereses electorales.

"La banca española tiene un programa a través del cual será recapitalizado. Ahí todo está decidido y ahora España solo tiene que pedir los tramos correspondientes", ha dicho. "Tampoco habrá una recapitalización directa retroactiva", ha recalcado.

La canciller ha negado que el retraso en la puesta en marcha de la supervisión bancaria y sus reservas a la recapitalización bancaria directa de los bancos españoles responda a intereses electorales, y se ha escudado en que los Veintisiete han acordado un plan "de etapas" basado "en la calidad antes que en la rapidez".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad