La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Imagen: EFE/Ballesteros
stop

La ministra de Transición Ecológica dice que "está muy lejos todavía de la realidad" que la UE vaya a pedir la devolución de las ayudas a Alcoa

en A Coruña, 06 de marzo de 2019 (04:55 CET)

No las debe tener todas consigo el Gobierno de Pedro Sánchez. Sobre las subastas de interrumpibilidad se proyecta la sombra de las ayudas de Estado. Y todo, a ojos de Bruselas. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha asegurado que la posibilidad de que la Comisión Europea vaya a reclamar finalmente a España que recupere las ayudas concedidas a plantas electrointensivas como las de Alcoa en las subastas de interrumpibilidad es "prejuzgar enormemente" el resultado final de las conversaciones entre Bruselas y el Gobierno y "está muy lejos todavía de la realidad".

"Pensar que esto pueda acabar en una devolución de ayudas está muy lejos todavía de la realidad", ha expresado Riberta sobre este asunto en el marco de la reunión de ministros de Medio Ambiente de los Veintiocho en Bruselas. El Ejecutivo comunitario y las autoridades españolas llevan un tiempo manteniendo contactos para "reorientar" estos mecanismos de capacidad a las normas europeas sobre ayudas de Estado. El dossier se remonta incluso a la etapa del anterior ministro de Energía, Álvaro Nadal.

Todos los ojos en Alcoa

Desde el Ministerio de Transición Ecológica, además, señalan que el Gobierno "está trabajando con cómo combinar opciones para el sector electrointensivo" que sean "compatibles" con las normas comunitarias sobre ayudas de Estado.

Alcoa era el principal actor de las subastas de interrumpibilidad que ahora evalúan las autoridades europeas, puesto que abarcaba aproximadamente el 30% de ellas. En concreto, recibió unos 1.000 millones de euros para rebajar los costes de la factura de la luz en los últimos diez años a través de dichas subastas.

Los ejes de la investigación

El Ejecutivo comunitario anunció en abril de 2015 una investigación sobre los mecanismos de capacidad que aplicaban algunos socios europeos. En particular, este análisis se centró en once Estados miembros, entre los que se encuentra España, que con cuatro modalidades es el país con mayor número de mecanismos de capacidad.

En aquella investigación, cuyo informe final se publicó en noviembre de 2016, la Comisión Europea identificó 28 mecanismos de capacidad existentes o previstos por estos once países, que se enmarcaban en seis categorías: licitaciones de adjudicación de nuevas capacidades, reservas estratégicas, pagos de capacidad específica, modelos de comprador central, obligaciones descentralizadas y pagos de capacidad para todo el mercado.

Los mecanismos de capacidad son remuneraciones que los Estados miembros conceden a operadores de electricidad y otros proveedores para que estén disponibles en caso de necesidad, con el objetivo de garantizar el suministro. Al ser ayudas de Estado que pueden afectar a la competencia en el mercado único necesitan el visto bueno de Bruselas.

Las ventajas de los grandes consumidores

La interrumpibilidad es un sistema de subastas que permite que las empresas que más electricidad consumen reciban una retribución a cambio de su disponibilidad para desconectarse de la red en casos de emergencia para el suministro de una determinada zona que podría afectar a todo el país, como es el caso de las plantas de Alcoa.

Desde el inicio de su investigación, Bruselas ha aprobado ya mecanismos de capacidad en Bélgica, Alemania, Polonia, Grecia y Francia, mientras que ha abierto recientemente una investigación sobre un mecanismo de capacidad de Reino Unido.

Hemeroteca

Alcoa Pedro Sánchez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad