El fuego arrasa más de 800 hectáreas en el municipio ourensano de O Barco

stop

La Xunta decretó el Nivel 1 de alerta y solicitó la colaboración del ejército en las tareas de extinción

11 de agosto de 2012 (14:59 CET)

El primer gran incendio forestal --por encima de las 500 hectáreas-- registrado en Galicia este verano supera las 800 hectáreas quemadas en el municipio ourensano de O Barco de Valdeorras. El fuego permanece activo y avanza sin control hacia la localidad de A Veiga de Cascallar, en Rubiá. Los vecinos de la aldea han sido desalojados por la Guardia Civil, según ha informado la Xunta.

Los equipos de extinción mantenían “bajo control” los dos focos que permanecían activos esta mañana, pero las rachas de viento, que ayer superaron los 60 kilómetros por hora en la zona, han hecho avanzar las llamas, primero hacia una zona de bosque y después hacia A Veiga de Cascallar.

El viernes se vivió una situación parecida. Según informó el alcalde de O Barco, el socialita Alfredo García, "el viento sopló con fuerza y provocó complicaciones cuando ya se creía controlado el incendio".

En la misma línea, la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, ha admitido que la situación es "complicada" debido al viento, que "juega muy malas pasadas". También se ha desplazado a la zona el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda.

Dos pueblos desalojados


El humo obligó ayer al desalojo de los vecinos de las aldeas de Raxoá y Millarouso, y las llamas también acecharon las localidades de Coedo, Santurxo, Santo Tirso y Éntoma.

La Xunta decretó el Nivel 1 de alerta como medida preventiva y pidió la colaboración del ejército. Así, en los trabajos de control del incendio participan en este momento dos técnicos, ocho agentes forestales, 24 brigadas, nueve motobombas, una pala, seis helicópteros, 11 aviones y efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME).

Heridos leves
 
En cuanto a los heridos, Alfredo García, ha señalado que han sido tres, uno por torcedura de tobillo y otros dos por "intoxicaciones pequeñas", pero que ya han sido todos dados de alta esta mañana, reincorporándose incluso a las tareas de extinción.

El regidor municipal ha estimado que las hectáreas calcinadas por el incendio oscilan entre las 800 y las 1.000, si bien ha aclarado que "todavía no se pueden hacer valoraciones hasta que se extinga el fuego totalmente".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad