El ex jefe de prensa de Pujol asegura que el President conocía las actuaciones de sus hijos

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Barcelona, 17 de febrero de 2015 (11:56 CET)

Jordi Pujol conocía las informaciones sobre los supuestos negocios irregulares de sus hijos. Ese fue el principal mensaje del ex jefe de prensa del ex President, Ramon Pedrós, en la comisión de investigación sobre fraude fiscal, ligada al caso Pujol, en el Parlament. Pedrós aseguró en la noche de este lunes que miembros del Govern alertaron a Pujol sobre esas relaciones.

En concreto, fueron dos secretarios generales de Presidència, Joaquim Triadú y Joaquim Pujol Figa. También se refirió a que estaba "convencido" de que el actual alcalde de Barcelona, Xavier Trias, mantuvo con el ex President conversaciones sobre las actuaciones de sus hijos. Fuentes conocedoras de esas conversaciones de los miembros del Govern aseguran que, "en realidad", Pujol "no era ajeno a las informaciones y rumores que aparecían sobre sus hijos". 

Las llamadas de Marta Ferrusola

Pedrós, que estaba en permanente contacto con Pujol, y que le acompañaba en todos sus viajes internacionales, incidió en que existía un "malestar" en el departamento de Presidència por el hecho de que la mujer de Pujol, Marta Ferrusola, formulara demandas a la Generalitat en favor de sus hijos.

Sin embargo, el ex jefe de prensa de Pujol, que trabajó en el cargo entre 1988 y 1998, no las concretó. Pero sí manifestó, ante los diputados de la comisión de investigación, que Marta Ferrusola le llamó una vez, directamente, para pedirle un comunicado que desmintiera una información que se había publicado sobre los negocios de los hijos de Pujol.

El "complejo de mal padre" de Pujol

Pedrós le pidió un encuentro para conocer en detalle que quería desmentir, y que datos tenía la mujer de Jordi Pujol, y ésta, entonces, prefirió acudir al superior directo del ex jefe de prensa, entonces Joaquim Pujol Figa, primo del ex president. Pedrós compartió la misma idea que trasladó a la comisión el historiador y cuñado de Jordi Pujol, Francesc Cabana, en relación al poco interés de Jordi Pujol sobre el dinero.

El mismo ex jefe de prensa afirmó que él le había dejado dinero en más de una ocasión para comprar un libro, por ejemplo, porque Pujol no llevaba dinero en el bolsillo. Según el ex jefe de prensa, Pujol tuvo un cierto complejo de "padre poco dedicado a sus hijos, de mal padre", y decidió no entrometerse demasiado en sus asuntos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad