El esperado debate entre Margallo y Junqueras acaba en tablas

stop

La carrera hacia el 27S

en Barcelona, 23 de septiembre de 2015 (23:32 CET)

El esperado debate entre el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, acabó en tablas. Ambos contertulios mostraron elevados conocimientos sobre Europa y sobre el derecho internacional, los dos estuvieron educados y abordaron varios asuntos como la permanencia de una Cataluña independiente en Europa, las consecuencias económicas de la secesión o qué ocurriría con la nacionalidad española en  caso de separación.

Pero el debate sobre estas cuestiones quedó siempre marcado por una discrepancia de raíz que impidió cualquier acercamiento. Margallo sostiene que Cataluña quedará fuera de la Unión Europea si se separa de España. Avala esa tesis con la declaración del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker. Junqueras mantiene todo lo contrario. Asegura que Cataluña seguirá en Europa y sustenta esa afirmación con declaraciones de otros líderes europeos.

Declaración de Solana

¿A quién creer? Seguramente cada espectador mantendrá la opinión que ya se había formado antes del debate, porque ambos contertulios presentaron sus argumentos con firmeza. No obstante, Junqueras patinó por culpa del presentador del programa, Josep Cuní. El líder de ERC aseguró que Javier Solana suscribe que Cataluña seguirá en Europa si se independiza. Cuní dio paso a un vídeo con las declaraciones de Solana donde éste decía todo lo contrario desmontando así el argumentario de Junqueras.

A partir de ahí no hubo acuerdo en nada. Margallo explicó que una Cataluña fuera de Europa se empobrecerá, porque tendrá que pagar aranceles y verá muy limitadas sus exportaciones, recaudará menos impuestos y, en consecuencia, pagará pensiones más bajas. En esa tesitura, continuó, las empresas tendrán menos beneficios y despedirán a trabajadores con lo que Cataluña podría llegar a registrar la tasa de paro más elevada del mundo, un 37%.

Junqueras dice que los argelinos conservaron la nacionalidad francesa

Para Junqueras, nada de eso sucederá, porque como Cataluña aunque se independice seguirá en Europa, se convertirá en un país muy competitivo, al estilo de Holanda, que no estará sujeto a aranceles y venderá sus productos allá donde quiere por ser de gran calidad.

El mismo distanciamiento se produjo cuando se habló de si los catalanes conservarán o no la nacionalidad española en una hipotética Cataluña independiente. El ministro aseguro que no, que sucederá como cuando Argelia se independizó de Francia y los argelinos dejaron de ser franceses. Pero Junqueras mantuvo que los argelinos conservaron la nacionalidad francesa como ocurrió con Albert Camus.   

Los bancos y el euro

Margallo cree que los bancos se irán de Cataluña. Junqueras asegura que se quedarán. El ministro está convencido de que la nueva hipotética república catalana saldrá del euro. El líder de ERC mantiene que los turistas seguirán visitando Cataluña y dejando muchos euros contantes y sonantes.

Ambos defienden sus argumentos con leyes, tratados, artículos, jurisprudencia y casos concretos vividos en el pasado. Es muy posible que ninguno de los dos haya logrado un nuevo seguidor, pero también es probable que el debate, con mucha más altura de los que suelen verse en estos tiempos en televisión, haya registrado unos buenos índices de audiencia lo que ya es un logro en una campaña más cargada de patinazos y anécdotas que de rigor.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad