El escándalo sexual de Baltar paraliza los plenos de la Deputación 

stop

La oposición vuelve a plantar al líder del PP ourensano y abandona la sala entre insultos del público; impiden la entrada a simpatizantes del resto de fuerzas políticas

José Manuel Baltar, presidente de la Deputación de Ourense

en Ourense, 27 de noviembre de 2015 (12:37 CET)

Los plenos de la Deputación de Ourense van de bronca en bronca. No se debate. Se pregunta a José Manuel Baltar por la denuncia que le acusa de ofrecer un puesto de empleo en la institución provincial a cambio de favores sexuales, el presidente de la Deputación se niega a responder, y se produce la refriega que, este viernes, como en otras dos ocasiones anteriores, ha acabado en plante.

Se quedó solo el Partido Popular, tras una retirada escalonada, primero del BNG, después del PSOE y, posteriormente, de Democracia Ourensana, el partido independiente que lidera la oposición. El principal motivo de discrepancia en esta ocasión fue que no se le permitiera el acceso al Salón de Sesiones a numerosas personas que acudieron minutos antes al Pazo Provincial para presenciar el pleno, entre ellas varios cargos electos del BNG y del PSOE.

Plante de PSOE y BNG

El pleno se inició con presencia de efectivos policiales en la calle del Progreso, sede de la Diputación ourensana, desde minutos antes del comienzo de la sesión. El portavoz del BNG, Ramiro Rodríguez, fue el primero en abandonar la sesión nada más dar comienzo. "Esto es un secuestro de la democracia", ha reprochado al presidente.

A las 10,20 horas lo hicieron los ocho diputados del PSOE encabezados por su portavoz, Ignacio Gómez, que anunció el abandono del pleno después de preguntar al presidente reiteradamente el porqué de no haber permitido el acceso a las personas que seguían a las puertas de la Diputación. "Entre las que están, señor presidente, cargos electos que representan a las instituciones para las que fueron elegidas", ha subrayado.

Insultos de simpatizantes populares

El abandono de los diputados socialistas se produjo por la negativa a Baltar a responder a las preguntas del portavoz socialista. A las 10,27 horas hacían lo mismo los dos diputados de Democracia Ourensana, tras recodar Armando Ojea el parecido que tenía la sesión con las celebradas en el Ayuntamiento de Os Blancos cuando presidía el popular José Antonio Rodríguez Ferreiro, situación que calificó de "intolerable" y el pleno de "farsa".

Antes de llevarse a cabo el abandono del Grupo Socialista se produjo un nuevo incidente, cuando al pasar los diputados junto al público que había accedido al Salón de Plenos fueron supuestamente insultados. Fue entonces cuando el portavoz del PSOE volvió a entrar en la sesión, se dirigió a la Mesa de Presidencia y se encaró con Manuel Baltar mientras le reclamaba que identificará a las personas que los habían insultado, a lo que el presidente le respondió: "No me diga usted lo que tengo que hacer"

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad