El escándalo de las tarjetas de Caja Madrid salpica a Hacienda

stop

El director del gabinete de la secretaría de Estado, José María Buenaventura, presenta su dimisión

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro I EFE

03 de octubre de 2014 (16:48 CET)

La cadena de dimisiones por el escándalo de las tarjetas fantasma de Caja Madrid suma un nuevo nombre. Tras las renuncias de dos dirigente sindicalistas de las cúpulas de UGT y CCOO, el director del gabinete de la secretaría de Estado de Hacienda, José María Buenaventura, ha abandonado el cargo tras conocerse que fue uno de los beneficiarios.

Buenaventura entregó su renuncia el jueves, el mismo día que la presidenta de la Fundación Obra Social y Monte Piedad Caja Madrid, Carmen Cafranga, presentó su renuncia al frente de la institución, al tiempo de que el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, cesaba del cargo al director general de Economía, Pablo Abejas.

Los documentos aportados por Bankia tras dos auditorías revelaron que 86 directivos y consejeros de la entidad antes y después de su transformación se aprovecharon entre 2003 y 2012 de esas tarjetas opacas con las que cubrieron gastos personales por valor de 15,5 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad