El ébola sobrevuela Galicia en plena crisis de su modelo sanitario

stop

CRISIS ASISTENCIAL

Reunión del comité extraordinario de seguridad del Hospital Meixoeiro de Vigo | EFE

en A Coruña, 28 de octubre de 2015 (23:48 CET)

El pasado martes, el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) recibía la visita de un paciente que, sin quererlo, iba a poner patas arriba el sistema sanitario gallego, sacando a la luz sus virtudes y sus defectos. Se trataba de un joven guineano que, después de pasar cinco meses en su país y ya de regreso a España, presentaba síntomas que podían encajar con el ébola. Se activó entonces el protocolo de emergencia y los problemas empezaron a surgir.

La primera voz discordante con la versión oficial del todo va bien fue la de la presidenta de la Junta de Personal del Chuac, María Seijo, que hablaba de "confusión" en la aplicación del protocolo. Posteriormente, mantuvo una reunión con responsables de al Xerencia de Xestión Integrada de A Coruña y del Servicio de Medicina Preventiva, que le trasladaron que el plan para casos de este tipo "se aplicó con rigurosidad". No obstante, Seijo prefiere poner esa valoración "en cuarentena".

Medidas preventivas

Ella defiende que, según profesionales del servicio de Urgencias, "hubo caos, confusión y una aplicación dudosa del protocolo" y que se utilizaron los trajes para casos de ébola "a partir de la segunda intervención" y "no en la primera".

Al final de la jornada, 19 profesionales sanitarios que estuvieron cerca del paciente sospechoso de ébola permanecían en aislamiento en sus domicilios, explicaba la propia Seijo, quien ha precisado que, de ellos, ocho están catalogados "como de mayor riesgo" por haber estado a menos de un metro del paciente. En cualquier caso, apunta, se trata de una medida de prevención.

Traslado a Vigo

Con el protocolo ya en marcha, el paciente fue trasladado en la mañana del miércoles al Hospital Meixoeiro de Vigo, un centro que, como denunciaba la secretaria general de CCOO-Sanidad en Vigo, Araceli Loureiro, "no estaba en condiciones", lo que dilató el traslado. "Porque entró por Coruña, pero si llega a entrar por el puerto de Vigo, lo que no vamos a hacer es tener a un paciente en un servicio de urgencias esperando a que en Meixoeiro pongan la unidad en forma", apuntó.

Para el sindicato, este caso es una prueba más de que el modelo de sanidad implantado en Vigo no funciona. Sin salir del Meixoeiro, critica el "rendimiento ínfimo" del centro. "Tenemos camas vacías mientras se están derivando pacientes a la privada". Considera el sindicato que esto es fruto de unos gestores que "no son útiles" y que están causando "mucho daño" al área sanitaria.

Muestra de calidad

En la misma línea se posiciona la CIG. El secretario comarcal de CIG-Saúde de Vigo, Manuel González Moreira, pese a no tener constancia de irregularidades en el protocolo, señala que lo que está pasando con el paciente sospechoso de ébola "es muy indicativo" de la calidad de nuestra sanidad pública, por ejemplo por el hecho de no contar con un hospital de referencia que reúna los criterios de calidad suficiente, "no sólo para diagnosticar al paciente, sino también poder tratarlo"

Meixoeiro en principio sí que estaba acreditado para el tratamiento, recuerda, pero perdió la acreditación "por razones que nunca fueron explicadas". En cualquier caso, insiste en que la conclusión es que en Galicia no hay "ni un hospital" que cumpla los mínimos de calidad para tratar a pacientes que necesitan aislamiento, ya sea por ébola o por cualquier otra patología que así lo requiera

Versión oficial

Sin embargo, desde el Sergas, el subdirector xeral de Información sobre Saúde e Epidemioloxía, Xurxo Hervada, y el jefe de servicio de Medicina Preventiva del Chuvi, Víctor del Campo, al ser preguntados por si el Meixoeiro está capacitado y preparado para recibir estos casos, han indicado que dispone de la unidad específica para recibirlos, conformada por los medios estructurales, recursos humanos y equipos de protección individual necesarios.

También el presidente del Colegio de Médicos de Pontevedra, Luis Campos Villarino, considera que el Hospital Meixoeiro de Vigo está "plenamente preparado" para afrontar un caso de ébola. Villarino ha destacado que el personal sanitario dispuesto para hacer frente a estos casos en Galicia está "suficientemente entrenado" y, por ello, cree que debería haber "tranquilidad absoluta" en lo que a la asistencia sanitaria se refiere.

Estado del paciente

Los médicos que le atendieron en el Chuac, "para ganar tiempo", tomaron muestras al sospechoso de ébola antes de trasladarlo a Vigo y las remitieron al Centro Nacional de Microbiología en Madrid. El miércoles por la tarde se dio a conocer el resultado de esa primera prueba: negativo.

Respecto al paciente, que sigue aislado en el Hospital Meixoeiro de Vigo, su "estado clínico es bueno" --ya no tiene vómitos ni diarrea y la fiebre le bajó-- y "está consciente y colaborador, orientado, se mueve, habla", apuntaban los facultativos, quienes destacan que las posibilidades de que finalmente porte el virus son "muy bajas".

Nueva muestra

En cualquier caso, este jueves se le volverán a tomar muestras para enviar nuevamente a Madrid. Los resultados se conocerán, previsiblemente, el viernes. En caso de dar negativo esta segunda prueba, quedará descartada la sospecha de infección por el virus de ébola. Si, por el contrario, se confirma, el paciente tendrá que ser trasladado a uno de los hospitales que se designaron en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud como unidad de referencia para el tratamiento de casos confirmados. Ninguno de ellos en Galicia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad