Astilleros de Navantia en la ría de Ferrol

El coste de las fragatas de Navantia cubriría la mitad de las pensiones en Galicia

stop

Los 4.000 millones que Defensa prevé invertir en las fragatas de Navantia suponen la mitad de las pensiones que perciben los gallegos en un año

en A Coruña, 22 de marzo de 2018 (06:00 CET)

¿Tienen algo que ver las nuevas fragatas de Navantia y el coste de las pensiones? Pues más de lo que parece a simple vista, porque en un caso, el de las prestaciones sociales, es la caja común de la Seguridad Social la encargada de su financiación, vía cotizaciones de todos los españoles. La fragatas de Navantia, por su parte, se financiarán vía presupuestos de Defensa o, en su caso, créditos del Ministerio de Economía, enmarcados en cualquier caso en el gasto del sector público.

A Navantia no le salvará el sector privado, sino un nuevo programa inversor que planea el departamento de María Dolores de Cospedal. El astillero público, que intenta abrirse a los encargos de otros países y empresas, lo fía todo de momento a las fragatas F-110. Defensa tiene previsto invertir hasta 4.000 millones de euros en las fragatas, dentro un programa plurianual para renovar la flota española. Son los compromisos adquiridos por el Gobierno de Mariano Rajoy con los responsables de la OTAN.

El gasto en pensiones

En total, esos 4.000 millones de euros de las fragatas que tanto necesita Navantia se enmarcan en un programa mucho más ambicioso, que rebasa los 10.800 millones de euros de gasto militar programado. Son siete los proyectos para renovar y modernizar equipos y sistemas.

¿Y qué suponen esos 4.000 millones de gasto público? Pues ni más ni menos que la mitad de lo que abona la Seguridad Social por las pensiones en Galicia en un año. Ese es el coste de las nuevas fragatas de Navantia, que encargará el Ministerio de Defensa a los astilleros de la ría de Ferrol en su nuevo programa plurianual de armamento militar.

Las partidas

Según las últimas liquidaciones de la Seguridad Social, correspondientes a 2016, el desembolso en pensiones en Galicia alcanzó los 8.059 millones de euros. El incremento ese año fue del 2,5%, y no precisamente por revalorizaciones, sino por la incorporación de nuevos pensionistas al sistema, en un proceso acelerado de envejecimiento de la población.

De los más de 119.000 millones de euros que gastó el sistema en toda España en 2016, casi siete de cada cien euros se destinaron al pago de las prestaciones de la comunidad gallega. El desglose lo dice todo, según las liquidaciones de la Seguridad Social: un total de 5.680 millones por jubilación; 1.412 millones para viudedad; 800 millones por incapacidad permanente; 124 millones en orfandad, y otros 40 millones en favor de familiares. 

La financiación

La pensiones se financian vía cotizaciones de trabajadores y empresas. En el caso de las fragatas de Navantia, todavía no está del todo claro cómo será, pero en cualquier caso serán fondos aportados por el sector público, vía presupuestos generales del Estado (en ellos también se plasman las prestaciones de la Seguridad Social) o a través de créditos del sector público.

El Ministerio de Hacienda será determinante a la hora de definir el plan inversor de Defensa. De hecho, el departamento de María Dolores de Cospedal tendrá que negociar con el equipo de Cristóbal Montoro la financiación del plan. Una vez cerradas las condiciones económicas, será el turno del Consejo de Ministros, que deberá aprobarlo. Los 4.000 millones saldrán, de aprobarse, vía presupuestos de Defensa directamente, o bien a través de un crédito del Ministerio de Economía, como ya ha sucedido en otras ocasiones.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad