El Constitucional dará luz verde final a la suspensión de políticos desobedientes

stop

El alto tribunal declarará esta semana acorde a la Constitución la reforma que le otorga capacidad sancionadora contra cargos públicos

Sede del Tribunal Constitucional, en la calle Domenico Scarlatti de Madrid / EFE/ Chema Moya

Barcelona, 31 de octubre de 2016 (13:15 CET)

El Tribunal Constitucional (TC) declarará esta semana que es constitucional la reforma legal que le otorga capacidad sancionadora contra cargos públicos que desoigan sus sentencias. El cambio normativo refuerza la autoridad de los magistrados en plena tensión institucional por la negativa de la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, a cumplir las resoluciones del alto tribunal.

El fallo del TC, no obstante, se resolverá con la postura contraria de una ponente, la vicepresidenta del tribunal, Adela Asúa. La magistrada dimitió como porque considera contrario a la Constitución que el alto tribunal pueda suspender a políticos en el ejercicio de sus funciones, según adelantó este domingo La Vanguardia.

Fuentes jurídicas aseguran a Economía Digital que este asunto será debatido en el pleno de esta semana, que se celebrará entre el miércoles y el jueves. Alsúa ha sido sustituida como ponente por Pedro González Trevijano, que avala la reforma que permitirá al TC suspender de sus funciones a autoridades y altos cargos de la administración si desobedecen sus resoluciones.

El presidente del Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, quiere resolver cuanto antes esta reforma legal que fue recurrida tanto por el gobierno catalán como por el vasco. Pérez de los Cobos no quiere que la resolución de estos recursos -el pleno de esta semana examina el presentado por el gobierno vasco- interfiera en el próximo dictamen del Consejo de Europa, del que depende el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad