El Constitucional da luz verde al pleno independentista por unanimidad

stop

El desafío secesionista

El Tribunal Constitucional permite el pleno secesionista.

en Barcelona, 05 de noviembre de 2015 (18:47 CET)

El pleno del Tribunal Constitucional permitirá que se celebre el pleno parlamentario para declarar la nueva república catalana. Los jueces han rechazado este jueves por unanimidad los recursos del PP y Ciutadans solicitando la suspensión cautelar de la tramitación de la propuesta de resolución de Junts pel Sí y la CUP en el Parlament.

Al no conceder la suspensión, los magistrados permiten que se celebre el pleno del Parlament en el que se debatirá la citada propuesta conjunta de resolución de Junts pel sí, la formación de Artur Mas, y la CUP para declarar la nueva república catalana, la desconexión de España y la desobediencia a la legalidad española y al propio Tribunal Constitucional.

Lunes por la mañana

Ese pleno se celebrará por la mañana el próximo lunes, 9 de noviembre, coincidiendo con el aniversario del referendo alternativo organizado por Mas el año pasado. Esa misma tarde, tendrá lugar el primer pleno de investidura. Junts pel sí propondrá a Mas como presidente, pero esta formación sólo cuenta con 62 escaños y la mayoría absoluta se sitúa en 68 diputados.

Por eso, los de Junts pel sí buscarán la complicidad de la CUP, que tiene 10 escaños y podrían aupar a Mas a la presidencia. No obstante, el líder de la CUP, Antonio Baños, ha reiterado en varias ocasiones que su formación no convertirá de nuevo a Mas en presidente de la Generalitat. Si no hay acuerdo, el jueves se celebrará un segundo pleno de investidura. Un nuevo intento para lograr que se forme Govern.

Segunda oportunidad

Si los partidos tampoco consiguen aprovechar esa segunda oportunidad, se pueden celebrar tantos plenos de investidura como sean necesarios. Pero sólo hasta el 9 de enero. Si llegada esa fecha no hay presidente, se convocarán nuevas elecciones de forma automática.

En lo que sí habrá acuerdo entre Junts pel sí y la CUP es en la votación de esa famosa declaración de independencia, que a todas luces será aprobada con los votos a favor de los 62 diputados de Junts pel sí y los 10 de las CUP. En cuanto el Parlament le dé luz verde, el Gobierno central la recurrirá ante el Tribunal Constitucional.   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad