El Congreso del PP gallego arranca tras una semana marcada por los escándalos

stop

Los populares esperan un cónclave “tranquilo” con la única incógnita sobre la secretaría general

Nuñez Feijóo y Alfonso Rueda en un acto de campaña

18 de enero de 2013 (23:39 CET)

Unos 2.000 compromisarios se desplazarán este fin de semana a Lugo para participar en el XV Congreso del PPdeG, en el que Alberto Núñez Feijóo renovará por tercera vez su liderazgo y en cuya inauguración participará la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

La dirección del PP asegura que será un cónclave “tranquilo” donde la única incógnita a despejar es si Alfonso Rueda se mantendrá como secretario general de partido en Galicia, una vez que en la Xunta ha ocupado el nuevo cargo de vicepresidente.

Semana complicada

Sin embargo, más allá de esto, el Congreso del PP gallego arranca después de una semana en la que la imagen del partido ha sufrido dos duros reveses. En primer lugar, por el escándalo a nivel nacional de las supuestas actividades ilícitas de Luis Bárcenas, ex tesorero del PP que llegó a tener, supuestamente, 22 millones de euros en cuentas suizas.

En segundo lugar, porque en Galicia sigue recrudeciéndose la investigación de la Operación Pokemon. La imputación del alcalde de Santiago, Ángel Currás, ha destapado la crisis interna que atraviesa la formación local. El partido en Compostela estaría dividido entre los seguidores del nuevo regidor y los de la concejala y diputada Paula Prado, uno de los nombres que sonó para suceder al anterior alcalde, Gerardo Conde Roa, que abandonó el cargo tras una investigación judicial por supuesto fraude fiscal.

Rueda llama a filas

Los rumores sobre la tensión existente en el seno del PP santiagués han llevado al Bloque a comenzar a estudiar la posibilidad de una moción de censura ya que, si bien los populares ostentan la mayoría con 13 ediles, nacionalistas y socialistas suman 12.

Sin embargo, el aparato de partido del PP gallego es fuerte. El vicepresidente de la Xunta y, todavía, secretario general del partido, Alfonso Rueda, admitió que esta misma semana habló con Currás para advertirle que gobernar la capital gallega exige “unidad y concentración” para resolver los problemas de los vecinos.

Currás

Como la jueza que intruye la Operación Pokemon, Pilar de Lara, no le impuso a Currás medidas cautelares tras su declaración esta semana, el partido se ha librado de tener que decidir sobre su futuro y una posible salida del concello.

"Nosotros dijimos antes de su comparecencia ante la jueza que hay un código ético que señala que es el PPdeG el que tiene que evaluar la situación de la persona afectada por un procedimiento judicial. Había un criterio determinante que podían ser las medidas cautelares. No las hubo y por tanto lo que se decía antes vale para ahora", resumió Rueda.

Rueda también ha anunciado que el partido tomará medidas contra los seis concejales del PP de Ames que dejaron al alcalde en minoría en un pleno al que no acudieron por “disconformidades”.

Baltar

En Ourense las cosas no van mucho mejor. La investigación abierta contra el ex presidente de la Diputación, José Luis Baltar, por supuesto delito de prevaricación continuada sigue adelante mientras que el actual líder de la institución provincial, Manuel Baltar, su hijo, anuncia que emprenderá “acciones legales”, tanto “penales como civiles”, contra todos aquellos que atenten contra “el honor y la integridad” de esta institución.

Todo esto justo el mismo día en que el grupo del PP en la Diputación tumbó en el pleno una propuesta socialista para conformar una comisión de investigación sobre las contrataciones realizadas en los últimos 20 años en el ente provincial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad