El conflicto del PP de Ames se recrudece y podría derivar en una moción

stop

Los cinco ediles díscolos han renunciado a sus tareas de gobierno pero no a sus actas

22 de enero de 2013 (17:33 CET)

Parecía que después de la llamada al orden de la dirección de partido, las aguas se calmarían en el PP de Ames, pero no ha sido así. Este lunes el alcalde del municipio coruñés, Santiago Amor, destituyó de su puesto a su teniente de alcalde, Ramón García Argibay, debido a la rebelión que se produjo la semana pasada en el seno de la formación local. Los cinco ediles que la secundaron no fueron sancionados. Sin embargo, esta martes han anunciado que renuncian a sus competencias de gobierno y a su salario, pero no a sus actas.

Con este giro, la situación queda de la siguiente forma: el PP de Ames que gobernaba con mayoría absoluta desde las elecciones de 2011 queda en minoría y gravemente fracturado. Con tan solo cinco concejales, las áreas de gobierno tendrán que se redistribuidas.

Poner “otro alcalde”

Pero hay otro factor especialmente preocupante para el PP. En los ayuntamientos, las actas son propiedad del concejal electo, no del partido. Por tanto, si los concejales díscolos quisieran, podrían activar una moción de censura.

El alcalde de este municipio cercano a Santiago ha acusado a los concejales que formalizaron su salida del Gobierno local de pretender que él “abandone la alcaldía” para “poner a otra persona”.

“Respaldo mayoritario”

En una entrevista a EP, el regidor la insistido en que “la candidatura del PP obtuvo el respaldo mayoritario de Ames en las elecciones pasadas”. De este modo, pretendía prevenir la posibilidad de la activación de una moción de censura contra él.

“La ciudadanía de Ames habló, y si aquellos concejales que abandonaron sus responsabilidades de gobierno quieren votar con los socialistas y los nacionalistas en contra de la voluntad del pueblo, allá ellos”, remarcó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad