Benito Iglesias, tercero por la izquierda, junto al resto de integrantes del comité de campaña de Adelante / Adelante

El Concello de Ourense tarda el doble del plazo legal en pagar a sus proveedores

stop

Adelante denuncia la pasividad de la corporación por “irse de vacaciones” sin solventar problemas como el pago a proveedores o los presupuestos

Economía Digital Galicia

Benito Iglesias, tercero por la izquierda, junto al resto de integrantes del comité de campaña de Adelante / Adelante

en Ourense, 09 de agosto de 2018 (08:00 CET)

En el último pleno del Concello de Ourense los grupos de la corporación municipal presentaron nueve mociones, un número bajo que sirvió a Adelante, formación que se presentará a las próximas elecciones municipales, para criticar la pasividad de los partidos, “que han decidido irse de vacaciones y aparcar una vez más el debate en torno a los grandes problemas” que afectan a la ciudad, a juicio de la formación que lidera Benito Iglesias.

Adelante ha recordado su preocupación por la deuda municipal con proveedores. “Los plazos de pago han estado aumentando desde principios de año hasta situarse en 2,5 veces por encima del máximo legal de 30 días”, lamenta el partido, indicando que la gestión financiera está siendo “poco respetuosa” con autónomos y micropymes.

El pasado mes de mayo, el periodo medio de pago ascendía a 78 días, 27 días por encima del índice de demora de enero. La deuda del Ayuntamiento con proveedores ascendía ese mes a 6,8 millones.

Parálisis del Gobierno

Adelante también critica en un comunicado la “decena” de servicios municipales que operan con concesiones “prorrogadas ilegalmente”. “Al margen de las responsabilidades en que puedan incurrir miembros del gobierno local, la deficiente gestión está provocando que los ourensanos tengamos que pagar precios más caros por unos servicios en su mayoría obsoletos y de baja calidad”, censuran.

En este sentido, recuerda que el Gobierno municipal llega a agosto sin que se hayan iniciado las obras de remodelación del edificio de la Plaza de Abastos, “reforma que está financiada por el mismo organismo que ha provocado la paralización durante más de una década de dos importantes infraestructuras de la ciudad, como el Claustro de San Francisco y el Museo Arqueológico.

Pendientes de los presupuestos

El presupuesto municipal de 2018 fue aprobado provisionalmente por la Junta de Gobierno Local el pasado 25 de abril, al no contar con el respaldo de la oposición. Adelante critica que “los documentos presupuestarios todavía no han sido objeto de publicidad en la web municipal –sólo consta un antiguo acuerdo de prórroga del anterior- y ni siquiera es posible saber si se ha producido la aprobación definitiva y entrada en vigor del mismo una vez resueltas las eventuales alegaciones”.

Sin plan de urbanismo

El Gobierno de Jesús Vázquez ha sido hasta el momento incapaz de sacar adelante unas cuentas municipales desde que llegó al Ejecutivo. Algo similar ocurre con el Plan Xeral de Ordenación Municipal, que necesita la ciudad una vez anulado la anterior planificación urbanística.

“Se desconoce la alternativa finalmente elegida por el gobierno local para continuar la tramitación del planeamiento aunque sí es seguro que se quiere evitar el debate plenario sobre las modificaciones introducidas”, expone Adelante.

El partido también critica que el Gobierno no haya cumplido anuncios como el soterramiento de los contenedores, el transporte metropolitano o los aparcamientos disuasorios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad